90 años de cárcel para sacerdote acusado de abusar y violar sexualmente de niñas en Irapuato

Irapuato, Guanajuato

El padre Raúl Villegas del colegio de Irapuato, obtuvo la pena máxima a través del Juicio Oral por parte de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) al obtener una sentencia condenatoria por 90 años y siete meses de prisión para un sacerdote acusado de haber abusado y violado sexualmente de dos menores de edad.
Aunque conforme al artículo 31-A del Código Penal del Estado de Guanajuato, se estima que la máxima pena que puede purgar un acusado es de 60 años, por lo que la Unidad Especializada en Litigación Región B probó científicamente cada uno de los casos en que las menores víctimas fueron abusadas, por ello el Tribunal dio la sumatoria de condena por los delitos acreditados en contra del ahora culpable de nombre Jorge Raúl Villegas.
“Los delitos que esta Procuraduría de Justicia le imputó fueron violación calificada, abusos sexuales, corrupción de menores y hostigamiento sexual en agravio de dos menores víctimas, por lo que al concluir la audiencia final en Juicio Oral se dictó el fallo, que además contempla una multa y el pago monetario por concepto de reparación del daño, negándole cualquier beneficios que la ley estima, siendo que el sentenciado deberá purgar su condena en prisión” dice el comunicado.
En el mes de febrero de 2017 el ahora sentenciado fue capturado por Agentes de Investigación Criminal (AIC) de PGJE y elementos de la SSPE bajo una orden de aprehensión emitida por un Juez de Control, a fin de que enfrentara la justicia.
A través del Centro de Justicia para las Mujeres, las menores víctimas han recibido atención médica, sicológica y el acompañamiento legal que ha permitido llegar hasta la conclusión del Juicio Oral.

¿Cómo operaba según el testimonio que dieron testigos?

El sacerdote durante el ciclo escolar 2016-2017, ofrecía atención psicológica y tomaba confesión al alumnado. Las religiosas no investigaron acerca del pasado de Villegas.

El sacerdote ya había sido denunciado acerca de la paternidad de una niña en el 2014, por lo que fue removido a la ciudad de León, Guanajuato. A pesar de esto, el pasado 14 de febrero fue denunciado por una presunta violación de una estudiante del Colegio Atenas,  de quien abusó bajo el secreto de confesión.

El Obispo de Irapuato, José de Jesús Martínez Zepeda, aseguró no conocer al Padre Raúl. Pero éste dio misa en San Cayetano antes de ir a trabajar al colegio particular a pesar de estar supuestamente “inhabilitado” por la Arquidiócesis de León desde 2014.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button
Close