60 años de conocimiento que ya no es redituable

Irapuato, Guanajuato.- Con el tiempo la demanda de reparación de aparatos electrónicos ha sido menor y no es redituable, dijo Carlos Amado Chan quien aprendió este oficio desde hace 60 años.

Él conserva su taller de reparación “Video Técnica” que instaló desde 1987 y aunque no tiene la misma demanda de servicios como hace 15 años,  debido a que ya no tiene la necesidad económica como hace años ha permanecido, contó.

“Estamos trabajando cada vez en menor proporción cada vez hay menos trabajo cada vez más difícil; yo por la edad ya no tengo la necesidad anterior de trabajar tanto, entonces viendo eso ya el negocio, por un lado estamos emigrando hacia la reparación de aparatos industriales”.

Además por las nuevas tecnologías que han surgido, la gente opta por ya no arreglar sus aparatos “viejos” y si lo hace no quieren pagar más de 100 pesos, lo que ya no es un negocio fructífero  para Amado Chan.

“Cuando esto se comenzó era redituable podía uno mantener muy bien la familia, hace 10 o 15 años llegaba la gente y me decía repáreme mi aparato luego les daba la cuenta con esa confianza y ya…y ahora vienen y me dicen en cuánto me va a salir, no me dicen ahí te lo dejo, si me sale más de 100 pesos no lo repare”, explicó que lo que le dicen algunos clientes.

En su pequeño taller de reparación, Amado Chan guarda televisores, radios, planchas y máquinas antiguas que de vez en cuando le llegan para su arreglo.

“A veces es antieconómico para mí porque por una plancha cobro 40 pesos, me lleva 1 o 2 horas, trato de ser consciente entre mi necesidad y el cliente”, refirió.

En 60 años de experiencia, Armando Chan se siente “competente” para seguir trabajando, ha tomado cursos y talleres para obtener el conocimiento, pero su negocio de reparación de aparatos electrónicos lo emigrará a la reparación de máquinas industriales ya que dijo que “Con estos nuevos aparatos ya no hay opciones, el 50 por ciento de los aparatos nuevos no tengo refacciones voy a la refaccionaria no tienen hay que acudir a la representación ahí mismo no hay, entonces me estoy retirando poco a poco”.

Aunque él mantiene la experiencia en la reparación de aparatos de bulbos, de transistores, aparatos nuevos “paradójicamente me esté quedando con las nuevas tecnologías ya no las puedo alcanzar”.

Por ejemplo en el campo de los celulares y la robótica son algunas de las áreas que no maneja, pero la electro medicina como la reparación de equipos para dentistas, equipos de rayos x o algunos aparatos como trasformadores lo hace.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button
Close