30 mil ciudadanos salmatinos te creyeron. Supongo que los engañaste

Beatriz Hernández, alcaldesa de Salamanca

Por Andrés Granados Dávila  Carta a Betty Henández:

He leído con mucha atención tu serie de comunicados oficiales y de verdad debo confesar que me desconciertan y me confunden. Es que algo no me cuadra. Veo que pretendes hablarnos desde el ámbito de la ciudadanía, pero ahí hay un contrasentido, porque me parece que tú eres la autoridad municipal. ¿O me equivoco? Siendo honestos no me queda claro la forma en que manejas ese doble discurso oficial, disfrazado de civilidad y al mismo tiempo dotado de un mando municipal intrínseco.

Yo recuerdo que fuiste electa el año pasado como presidenta municipal; ganaste con algo así como 30 mil votos en coalición con otros partidos. Y, por ello, si de verdad eres la presidente municipal, gracias a eso, no comprendo por qué en tus comunicados oficiales escabulles esa responsabilidad inherente. Tú no eres ciudadanía -¿entendido?- . No puedes hablar en plural, porque da la casualidad que a ti se te confirió el poder municipal y eso representas.

Fíjate nada más que contrariedad y que falta absoluta de congruencia exhibes en tus famosos comunicados, que se están volviendo seriales. (flashback) En tu campaña electoral, como candidata de Morena, centraste todo tu mensaje político en culpar de la inseguridad de Salamanca a la administración municipal en ese tiempo en funciones. Les cargaste con fenomenal bravura en su imagen política toda la lista horrenda de crímenes que se suscitaron en sus periodos de gobierno. A través de la guerra sucia criminalizaste sin pudor a las autoridades locales y al candidato del PAN de la muerte de los agentes viales, cruelmente masacrados. No tuviste empacho en obtener ventajas electorales con el lucro de esas víctimas inocentes y, por supuesto, te erigiste sin rubor como la candidata que devolvería la paz a Salamanca.

“Volver a Vivir”, ese fue tu lema.

Hoy revivo con resabios de ironía y con espectros de humor negro ese día -para ti glorioso- en el templete del jardín principal, con López Obrador al lado tuyo. Tú con una mano en el micrófono y la otra extendida con el índice en alto gritando: “Vamos a restablecer la paz y la tranquilidad en Salamanca”.

Algo así como 30 mil ciudadanos salmatinos te creyeron. Supongo que los engañaste, porque ahora resulta que la seguridad, pequeño detalle, no figura en la lista de tus atribuciones oficiales, y según tú. “Nos dejaron solos.”

Pero a ver. Cuando lanzabas tus críticas al gobierno municipal en turno en tu campaña electoral, el mando único a cargo de las FSPE ya tenía meses de estar operando en el municipio. Entonces como ahora la policía municipal tampoco existía. Pero tú, como candidata, nunca acusaste al Gobierno del Estado de la inseguridad en Salamanca, sino que todo, por estrategia electoral, lo enfocaste en la competencia del municipio. Sin embargo, hoy que por azares del destino eres precisamente la alcadesa, -¿o no lo eres?- ahora vemos que tu discurso político giró a tu conveniencia.

En tú campaña la inseguridad era culpa del municipio (mando único incluido); y ahora tú como autoridad afirmas que la inseguridad es culpa del gobierno del estado. Ves que no era tan fácil.

Por eso es que no entiendo tus comunicados oficiales, donde mañosamente te quieres infiltrar en nuestras filas ciudadanas, queriendo dejar tu autoridad simplemente volando en el vacío, con la intención de que los destinatarios interpreten que “nos fallaron a todos”, incluyéndote a ti.

De lo visto y de lo comunicado a este día, según comprendo, para unas cosas si eres la presidente municipal, pero para otras no. Fuiste a Cancún a una conferencia de seguridad pública… Perdón. No entiendo otra vez. Si la seguridad municipal, como dices, no es tu competencia, ¿porque decidiste asistir a ese evento? Me imagino que el tema de la seguridad también tiene su lado bonito, como viajar gratis con recursos municipales a la playa, tomar el sol en los grandes hoteles y convivir con otros funcionarios en plan de vacaciones.

Por eso digo, eres presidenta para unas cosas sí y para otras no. Lo eres, me queda claro, para decidir la compra directa de 23 mil luminarias sin licitación, o para transportarte protegida en una camioneta blindada, cuyo uso y origen no es transparente para la ciudadanía. Para eso sí, no hay duda.

Eres presidente también para acarrear cientos de personas y gastar en tu Informe de Gobierno casi un millón de pesos, pero no lo eres para ponerte al frente en materia de seguridad, como lo prometiste. Es más fácil –lo supongo- hacer de la noche a la mañana eventos mediáticos, con gente como utilería, rentar un salón de hotel y llevar extras para dar el gatazo en las fotos y hacer creer con la publicidad oficial que los salmantinos firmamos unidos un pacto que a todas luces tiene un móvil político.

Betty Hernández, has convertido a la administración municipal en un apéndice de Morena, en un ariete político que juega a golpear y a satanizar a las autoridades estatales con el fin de congraciarte y mejorar tus bonos con tu cúpula partidista. Los 50 salmantinos que firmaron tu carta no son Salamanca.

La enorme mayoría de los ciudadanos estamos ocupados trabajando en lo que a cada quien le corresponde, fuera de grillas y libres de toda manipulación. Ojalá tu gobierno ya deje de estar grillando tanto y se ponga a trabajar, porque ya se te fue en blanco todo un año. Imagínate.

Un Comentario

  1. Aquí en Guanajuato hay pactó con morenitas qué son parte de lo mismo juegan el mismo papel de los panistas o son chapulines infiltrados o son gente que les llegaron al precio ya qué no se ve por ningún lado la actividad de morena.

    Hoy soy morena y mañana soy tutifruti y ni soy de aquí ni soy de haya más bien soy de yo misma y no me importa nada más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar