Y la Guardia Nacional ha servido o se ha servido

Con el asesinato de Ángel Yahel, estudiante de la UG se hizo notar lo que para muchos eran datos reales: la Guardia Nacional no está preparada para andar en calle

Por el Columpio.- La Guardia Nacional creada por el Presidente de México Andrés Manuel López Obrador, ayer cobró la vida de un estudiante de la Universidad de Guanajuato, pero el hecho lamentable y trágico fuera del homicidio que de por si es reprobable, es que es la dependencia de seguridad que más “confianza” se le ha dado.

La vida Ángel Yahel Ignacio Rangel de 19 años, estudiante de la carrera de agronomía de la UG, termino con un balazo en la cabeza, por un elemento de la Guardia Nacional, que decidió disparar, porque no se detuvo, cuando se les hizo el alto a él y dos compañeros, donde Edith de 22 años, también recibió un balazo.

El Gobernador Diego Sinhue, la alcaldesa Lorena Alfaro, el Rector de la UG, Luis Felipe Guerrero Agripino, estudiantes, amigos y familiares, especialmente ellos alzaron la voz para pedir y exigir justicia para Ángel Yahel.

Sin embargo, como siempre hay cada oportunista como diputados locales, federales y otros políticos empresariales que hicieron lo mismo, pero sin ese grado de responsabilidad, ni legal, ni moral, sino todo lo contrario, aunque eso sí que hagan su chamba, menos discurso y más acción.

Es cierto que es reprobable lo que ocurrió con la vida de Ángel Yahel, pero también es reprobable que se note la gran carencia de preparación de la Guardia Nacional en la toma de decisiones, es reprochable que se le asigne tanto presupuesto a un grupo militar que lo único que se les conoce es por andar dando rondines, porque hay quejas por todos lados de ellos.

Las quejas, hacía la Guardia Nacional es que se “lavan” las manos en las peticiones ciudadanas, porque según ellos no es de su jurisdicción, es decir, no hacen caso cuando en algún punto alguien les pide que los ayude, pero de lo que se supone si les toca que es lo federal, tampoco hay datos o alguien tiene otros datos.

Lamentable que aparte de todo lo ocurrido que la Universidad de Guanajuato, tenga al enemigo a un lado, pues justamente en ese espacio se les había donado un terreno para una base a la Guardia Nacional, ahora considerada como la ejecutora de homicidio doloso.

Pero qué sigue ¿quitarlos? O mejor pedirles cuentas reales y que, así como AMLO les dio la confianza, que se hagan notar, que se involucren con la población, porque pareciera que están más cómodos con los malos, con esas personas que quitan vidas (igual que ellos, pero la GN es del gobierno) con esos grupos que siguen vendiendo huachicol, con esos delincuentes que tienen asoladas colonias y comunidades completas o qué sigue.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Verifique también
Close
Back to top button