“Willy” López: “Un orgullo subir a Primera División con el Irapuato”

¡MI AGRADECIMIENTO PARA LA AFICIÓN!; Se van a cumplir 36 años del ascenso temporada 84-85. León le vendió su carta en 500 mil pesos.

Irapuato, Guanajuato Por Chavalón

“Nunca voy a olvidar ese momento, cuando ascendimos a Primera División, tras ganarle al Pachuca, en Irapuato 2 goles a 1 y en la “Bella Airosa”, 3 goles a 2”, todavía emocionado por el recuerdo expresó Gustavo “Willy” López Álvarez; algo que nunca he visto, fue el recibimiento que nos dio la gente ese 23 de Junio de 1985, era fiesta en las calles, toda la afición salió y esperó nuestra llegada, querían festejar con nosotros, gritaban: “¡Somos de Primera!”, fue un gran trabajo de equipo, dirigidos por el Profesor Diego Malta y uno de los grandes logros en mi carrera como futbolista profesional.

“Willy” López, considera que la afición fresera merece un equipo profesional ganador, porque ha sido de las más golpeadas, llegan equipos responde la gente, pero inexplicablemente sin pensar en el aficionado se van, puedo decir que aquí hay buena afición falta una directiva que consolide un proyecto.

Considero que la mejor directiva que ha tenido el Irapuato, fue aquella integrada por Leonel de la Rocha, “Pepin” Vanzinni (q.e.p.d.), Armando Zavala (q.e.p.d.), y Arturo Zavala, que arriesgaron su dinero, por amor al fútbol porque sus negocios eran de diferente giro y pensando en la afición, hicieron de ese Irapuato un equipo ganador, así lo expresó para NOTUS, “Willy” López, recordando algo de su trayectoria deportiva y ese ascenso.

Recuerda el “Willy” que cuando empezó a jugar era centro delantero goleador y su inició como profesional fue en el “Cachorros” de León a las 17 años de edad, lo invitó el “Peterete” Santillán ahí jugó una temporada en Tercera División, posteriormente llega al equipo León como técnico Gómez Nogueira, lo observa y lo sube al equipo León, jugando como centro delantero.

Posteriormente Antonio “Tota” Carvajal, asume la dirección técnica del León, en lo que considera nuestro entrevistado, el equipo vivió malas temporadas, pese a que tenía buenos jugadores como “Mango” Orozco, “Concho” Rodríguez, Salomón Torres, Daniel Razo, Arturo Razo, Carlos Gómez, “Kalú” Dasilba, Alberto Jorge y me toca jugar en la defensiva con “Mango” Orozco, “Pollo” Venegas y “Lupillo” Díaz, ante la lesión del “Camaron” Iturralde.

El técnico le dice que lo iba a colocar como titular pero que jugara como lateral, acepta el “Willy” y posteriormente lo recorre como defensor central para jugar ante el América, Tecos y ahí jugar la mayor parte de su carrera, ésto fue en la temporada 78-.79, considerando que una de sus virtudes era el remate de cabeza.

Su llegada al Irapuato fue en la temporada 83-84. El “Pistache” Torres, había ascendido al Curtidores y todos pensaban que se quedaría, pero la directiva sorprende y lo despiden dejando en su lugar a Luis Grill, si mal no recuerdo, señala Gustavo; pero para ese entonces ya la directiva del Irapuato, había platicado con él y lo trajeron.

Recuerdo que después  de entrenar, dice “Willy”, salgo del Estadio y veo al “Pistache”, se me acerca y me dice: “Te invitó vamos al Irapuato, le dije a “ Segunda División”, si ven vamos a armar buen equipo el proyecto de la directiva en subirlo: “Si aceptas aquí te espero mañana paso en el camión a las diez y media y nos vamos”.

“Me acuerdo como si fuera ayer, me regreso platico con la directiva, y como no estaba jugando regularmente en el León, les dije que me prestaran al Irapuato y dijeron, que no y sin pensar señalé: ¿Cuánto vale mi carta?, me tazaron en medio millón de pesos que era un dineral, sin tener un cinco les dije que la compraba que me esperaran y después pagaba, así fue como llegué a “La Trinca” y en esa primer temporada 83-84, quedamos a nada de jugar el ascenso a Primera contra el Jalisco, pero perdimos 1 gol a 0, ante Zacatepec, con gran actuación de Pablo Larios”.

“Necesitábamos ganar 2-0, pero no pudimos y nos quedamos en la orilla. Después vino la revancha, con el Irapuato y le ganamos al Pachuca, los 2 juegos, inolvidable. Recuerdo a los compañeros: Anselmo Romero, Teodoro Orozco, José Ledesma, “Mecánico” Gómez, Rafael Lira, “Chuy” Montes, Juan Manuel Herrera, Eugenio Constantino, Adrián Melgarejo, “Loco” Barajas, Ramón Hernández, “Filos” Laguna, Fernando Garduño, “Toño” Munguía entre otros grandes compañeros para un   gran equipo y seguramente ellos como yo lo recuerdan con orgullo, al igual que la afición”.

No puedo dejar en el olvido, que Irapuato había vivido mala temporada y se tuvo que comprar la franquicia del Valladolid, donde venían jugadores como Ledesma, Teodoro Orozco, el arquero de Anda que no jugó, estaba “Gallo” García, que después se fue al “Toros” Neza, pero se quedó Anselmo un gran portero. ¿Qué recuerdos?.

¿COMO PAGASTE TU CARTA?

“Nos fue bien, con el ascenso nos dieron un millón de pesos y de ahí pague la carta al León y posteriormente se la vendí  a la directiva del Irapuato en un millón y medio, cuando valía el dinero”.

¿QUE OTROS RECUERDOS TIENES DE TU VIDA?.

Que nací en un pueblito de Jalisco, que se llama Martínez Valadez, perteneciente al Municipio de Arandas, como parte de una familia de 15 hermanos, mi padre y mi madre, gente de trabajo.

Llegamos a León donde mi papá Rogelio López era agricultor y puso una forrajera y a trabajar como todos los que estaban ahí, tenía 16 empecé a jugar en el equipo Cruz Azul Piscina del Torneo de los Barrios en León, que organizaba el Heraldo, pero estaba el Unión Américas que lo traía el hermano de Lupillo Díaz, era el mejor equipo y quería jugar ahí, fui y solicité que me dieran chance y me dijeron “pinche ranchero”, pero un jugador del equipo le dijo que jugaba bien, me registraron y entre en el segundo tiempo en juego ante Peñotas y metí 3 goles y entonces ya no era “ranchero”, era el “Willy”, así me pusieron porque andaba de figura en el Guadalajara el “Willy” Gómez.

“Entonces, ya querían que me dieran todo el juego, jugamos la semifinal en la Martinica, y la final en el Estadio León, metí 23 goles y ahí me invitó el “Peterete” Santillán a jugar con el Cachorros, donde duré un año  años y empecé a jugar en un equipo del barrio y posteriormente me solicite jugar en el mejor equipo del Torneo de los Barrios, donde me aceptaron y ahí empecé mi carrera como centro delantero goleador, donde me vio el “Peterete” Santillán, para empezar en el profesionalismo con el Cachorros de León.

Toma aire el “Willy”, para decir: “Que bonitos recuerdos y el más triste fue cuando me retiré después del jugar con el equipo Santos de la Comarca Lagunera. Finalmente me quedé aquí en este hermoso Irapuato y su gente bella, soy un agradecido con Dios”. Este tipo de entrevistas son motivadoras, porque mucha gente que te vio jugar habla de uno y de lo que se hizo futbolísticamente, pero a través de estas entrevistas, se pueden enterar las nuevas generaciones, gracias a ustedes como representantes de NOTUS”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba