Viaje en camión

esauglez

Me subí a un camión de la ruta siete que lleva al centro de la ciudad; en el trayecto un par de adolescentes no paraban de demostrarse su amor a besos y en mi mente pasaba que si supieran que un día que lleguen al matrimonio si es que llegan las cosas van a cambiar.

En el noviazgo y como todo mundo o al menos a los que he escuchado dicen que es miel sobre hojuelas, ahí las discusiones son por que no le dijo un te amo, o  el novio no la o lo fue a ver o bien por que simplemente uno se quiso pasar de gandul.

El hecho es que en esta etapa los problemas económicos no se reflejan,  por que aunque si existen gastos, la situación es irrelevante y simplemente el amor se encuentra a flor de piel o mejor dicho a flor de un camión, de un paseo caminando y si bien les va a algunos que tienen carro de un poco de gasolina que todavía les paga su papá.

Pocos se ponen a pensar que si el noviazgo lo pudieran llevar a otro nivel como el del ahorro, el de la prevención de problemas  ( por que ahí ni se fijan si uno ronca, si la suegra es una metiche o si especialmente al hombre le gusta trabajar) desde ese momento no habría rompimientos dolorosos y divorcios forzosos.

Ese par de enamorados se bajaron en la plaza Cloutier muy agarrados de la mano, ella con unos tenis Convers bancos y un poco desarreglada del cabello; él muy peinado pero con ropa sencilla, el caso es que en este momento ni se fijan como se visten por que no saben que parte de su imagen será fundamental en su futuro.

ESAÚ GONZÁLEZ FUENTES
Twitter: @esauglez

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba