«Tomé una foto donde salió la Santísima Virgen de la Luz»: Salvador Lona, periodista

Fue en 1997 cuando tomé la gráfica en la calle Lerdo y causó gran polémica; Al final opté por respetar criterio de cada persona según su punto de vista sobre la fotografía

Abasolo, Guanajuato.- La Virgen de la Luz es la santa patrona de los abasolenses y entre la población se cuentan varias historias sobre milagros concedidos a los miles de fieles que acuden frecuentemente a la Parroquia a hacer su petición. En esta fecha visitan a la milagrosa Virgen personas de Estados Unidos y otros lugares de la República Mexicana y feligreses de diferentes municipios del Estado de Guanajuato, para disfrutar de esta gran fiesta religiosa. Me tocó a mí una de esas manifestaciones al tomar una foto en la calle Lerdo y grande mi sorpresa al revelar el rollo y ver la imagen.

Hace 24 años exactamente, época en la que me tocaba cubrir los municipios de la región como periodista para El Sol de Irapuato, cubría precisamente la nota del festejo de la santa patrona, además de la buena relación por mi profesión que siempre he mantenido con los abasolenses, tomándole un cariño especial a esta bonita ciudad de Abasolo, disfrutaba del festejo.

Al caminar por la calle Lerdo, arteria principal observe que lucía limpia y muy amplia, porque no había vehículo alguno y se veía bien, tomé la cámara y enfoque para sacar la gráfica a la altura del edificio donde en esos años se encontraba la oficina de rentas.

Me traslado a Irapuato, para hacer la nota del festejo a la Virgen de la Luz, le doy la cámara para que revelaran el rollo (era época de las cámaras con rollo) a mi amigo Juan Carlos Cisneros Villegas.

Al estar dándole forma a la información en la sala de redacción llega Juan Carlos y me pregunta: ¿Qué fue lo que tomaste?, le digo: “Una foto de la calle Lerdo en Abasolo”. Me dice: “Ven para que veas”.

“Al ampliar la foto observamos con admiración que aparecía la silueta de la Virgen, fue algo muy emotivo y a la vez me pregunte: ¿Cómo pasó?, procedimos a darle la noticia al Director del rotativo, en ese entonces era el Lic. Eugenio Albo Moreno, se reúnen varios compañeros, fotógrafos y reporteros, cada quien dio su opinión. Hubo quien señaló, que era un fotomontaje, otros un reflejo entre otras versiones.

El Director del Periódico, determina llamar a un sacerdote, no recuerdo su nombre y el padre analiza la gráfica y dice: “Hay cosas incomprensibles que suelen darse, cosas que no tienen explicación”. El Lic. Albo,  toma las cosas con tranquilidad,  con mucho respeto el hecho y la fotografía,  determinando que todo siguiera un curso normal sin mucho ruido, todo transcurrió con normalidad”.

En mi andar diario por esta ciudad y otros municipios, mostré la foto y fueron varias personas las que se sorprendieron y me pidieron una copia y se las di. Hubo quien me preguntó ¿Qué se siente haber visto la Virgen?, les dije: “Es que yo no la vi, si no que apareció en la gráfica”, las respuestas que recibí fueron las siguiente, “Sea como sea no a cualquier persona le pasa y debes de sentirte feliz de haber sido tu”.

Un comerciante de Pénjamo, vio la foto y la envió a una revista de Estados Unidos y después de días, me dijo: “Mandé tu foto y quieren que vayas para que des tu testimonio”, pero nunca fui.

También busqué a un sacerdote de Abasolo, para que me diera su opinión y estaba ocupado en ese momento y no me recibió, ni hablar deje todo por la paz. Una señora de La Piedad, mostró la gráfica a un Cura y me mando decir que querían platicar conmigo, pero tomé las cosas con tranquilidad.

Un compañero fotógrafo, Vicente Soriano (q.e.p.d.),  también veía bien la fotografía y le di el rollo para que llevara a revelar y sacaran  varias fotos en grande porque algunas personas nos la pedían. Pasó el tiempo y no se sacaron las fotos y se perdió el rollo.

Un fotógrafo de los más viejos con trayectoria de Abasolo, si mal no recuerdo le decían Villita, también vio la fotografía y me dijo: ¿Quién dijo que era fotomontaje?, “Ya quisiera yo poder hacer muchos de esos fotomontajes”, sencillamente  es una foto especial con una sin mucha que explicar, pero muy bonita”.

En algunas ocasiones se mencionó en El Sol, sobre la foto. Pero nunca di a conocer la narración sobre esta fotografía porque siempre lo tomé con tranquilidad. Hoy haciendo una reflexión cuento la historia, porque esa foto  me cambio la vida para bien desde entonces, pasaron muchas cosas que me permitieron esforzarme por ser mejor persona, tratar de ser mejor amigo, padre, esposo, abuelo, compañero,  claro con todos mis defectos.

Hasta la fecha hubo compañeros que han señalado: “Si esto le hubiera sucedido a otra persona, ya anduviera en Roma o en otros lugares dando a conocer el suceso”. Mi respuesta siempre ha sido la siguiente: “Desde el momento que se reveló y se vio la silueta de la Virgen, se tomó con respeto y seriedad por parte del Director del periódico y coincido con él, soy respetuoso de lo sucedido y  opiniones buenas o malas sobre esta historia real, no es cuento ni invención.

La fotografía ahí está y cada quien puede opinar, para mi simplemente ha sido algo importante en mi vida profesional, que ahora narró a través de estas líneas, solo puedo decir bendito Abasolo donde saque la gráfica donde se ve reflejada la silueta de la santa patrona de los abasolenses, por esta inolvidable experiencia de vida, que doy a conocer este 19 de mayo, cuando se festeja el día de la Santísima Virgen de la Luz.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba