Subcomandante Marcos libre de delitos…20 años después

subcomandante marcos

A 21 años de que el subcomandante Marcos y 12 militantes más del Ejército de Liberación Nacional (EZLN) fueran acusados de los delitos de terrorismo, sedición, y portación de armas de uso exclusivo, entre otros, ayer se vieron beneficiados y liberados de todo cargo luego de que estos ilícitos fueron sobreseídos por prescripción.

La determinación tuvo lugar luego de que el juez, Juan Marcos Dávila Rangel, titular del Juzgado Primero de Distrito de Chiapas decretó la suspensión de la acción penal a favor del “Subcomandante Marcos” y 12 personas más, con lo cualoficialmente dejaron de tener cuentas pendientes con la justicialuego de que los crímenes por los que se le buscaban perdieron valor dado el tiempo transcurrido.

Fue el 9 de febrero de 1995, cuando el Juzgado Primero de Distrito en ese estado libró la orden de aprehensión en contra de los zapatistas a quienes se le imputaban los delitos de sedición, motín, rebelión, terrorismo y conspiración, y en el caso de Marcos también se le fincaron los delitos de portación y transmisión de arma de fuego de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas, provocación de un ilícito y apología de un delito.

A través de un comunicado, el Consejo de la Judicatura Federal informó que, de acuerdo con el artículo 101, del Código Penal Federal, la prescripción es personal y para ella, bastará el simple transcurso del tiempo señalado por la ley, produciendo sus efectos, aunque no lo alegue como excepción el inculpado, ya que los jueces la suplirán de oficio, en cuanto tengan conocimiento de ella, sea cual fuere el estado del proceso.

Textualmente, los artículos 105 y 108 indican que “la acción penal prescribirá en un plazo igual al término medio aritmético de la pena privativa de la libertad que señala la ley para el delito de que se trate, pero en ningún caso será menor de tres años”; y que “en caso de concurso de delitos, las acciones penales que de ellos resulten, prescribirán cuando prescriba la del delito que merezca pena mayor.”

En las acusaciones contra Marcos y el resto de personas, el delito con mayor pena resulta el de terrorismo, el cual se sancionada de dos a 40 años de prisión.

Lo anterior implicó que el pasado 12 de febrero de 2016, es decir 21 años después, se dio por transcurrido el término que establece la ley para que opere la prescripción de la acción penal que pudiera ejercer la representación social de la Federación.

Fue el 1 de enero de 1994 cuando inició la rebelión zapatista en el marco de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá. A pesar de los ordenamientos que hasta ayer estaban en su contra, el subcomandante Marcos encabezó en los últimos años diversas movilizaciones e hizo pronunciamientos públicos, en 2004 anunció la asunción de una nueva personalidad bajo el nombre de subcomandante insurgente Galeano, en honor a un zapatista asesinado.

Marcos, 21 años después

Tras la prescripción de los delitos, Marcos podrá presentarse en público sin temor a ser detenido.

-En 1995, durante la administración de Ernesto Zedillo, el gobierno aseguró que tras el pasamontañas estaba  Rafael Sebastián Guillén Vicente, profesor de filosfía en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

-En 2014, luego de 20 años de presentarse como Marcos, el subcomandante anunció su despedida y asumió la personalidad de “Galeano”.

-La imagen mediática y el impacto internacional lo llevó a estar en portadas de revistas de todo tipo, incluida Gatopardo y Quien.

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button