Sobrecargos y Aeroméxico alcanzan acuerdo

Foto REUTERS/Henry Romero
Foto REUTERS/Henry Romero

MEXICO DF.- Los sobrecargos de Aeroméxico, la mayor aerolínea mexicana, alcanzaron el sábado un acuerdo de última hora sopbre negociaciones contractuales con directivos de la empresa, lo que evitó una huelga que habría dejado en tierra a unos 300 vuelos diarios.

Una parralización en de las actividades de Aeroméxico podría haber afectado a unos 25,000 pasajeros diarios -unos 14,000 en rutas domésticas y 11,000 en vuelos internacionales- que la aerolínea transporta en una flota de 56 aviones.

La huelga estaba programada para iniciarse el primer minuto del sábado, pero las negociaciones y consultas de los dirigentes sindicales con los trabajadores se extendieron casi dos horas después de la hora límite.

«Afortunadamente se ha llegado a una conclusión por acuerdo de la asamblea (del sindicato) en donde se conjura nuestro movimiento de huelga», dijo en conferencia de prensa Ricardo del Valle, líder de la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA).

La manzana de la discordia en las negociaciones entre las partes fue principalmente que la compañía propone un nuevo contrato colectivo para los sobrecargos que entrarán a trabajar a la empresa con condiciones salariales y de prestaciones más bajas, lo que el sindicato rechazó.

No obstante, la empresa y trabajadores acordaron crear una comisión para revisar la redacción del nuevo contrato. El grupo de trabajo deberá tener una resolución a más tardar el 1 de julio.

La agrupación, que representa a más de 1,300 sobrecargos de Aeroméxico, también aceptó un alza salarial de 4.7 por ciento y un aumento de 1.5 por ciento en beneficios vigentes a partir del 1 de junio. El sindicato demandaba un incremento de alrededor del 5 por ciento a salarios y 3 por ciento en beneficios.

«Los acuerdos alcanzados (…) nos permiten reforzar el plan de negocios de Aeroméxico en el corto y mediano plazo, lo que se traducirá en importantes beneficios para nuestros clientes y para socios comerciales», dijo Aeroméxico en un comunicado.

La aerolínea -que transportó 14.8 millones de pasajeros en el 2012- es propiedad de un grupo de empresarios locales y de la estadounidense Delta Airlines y el banco mexicano Banamex, unidad de Citigroup que tienen participaciones accionarias.

La firma aumentó su participación en el mercado después de que su rival Mexicana dejó de operar y se declaró en bancarrota en 2010. Aeroméxico amplió con ello el lanzamiento de nuevas rutas.

Aeroméxico, que vuela a 46 destinos dentro de México y es miembro del grupo Skyteam, operaba en 2012 poco más de la mitad de todos los vuelos entre la Ciudad de México y Nueva York y Los Angeles.

MIGUEL ANGEL GUTIERREZ – ALEXANDRA ALPER / REUTERS

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba