Siria muerte y desolación; ataques a escuelas principal objetivo

Un total de 33 personas perdieron la vida, entre ellos 9 niños por extremistas islámicos que se oponen al gobierno Bashar al-Assad. Entre los atentados, se encuentra un camión bomba y diversas acciones criminales en Homs, Damasco, y Deraa pertenecientes a Siria.

El vehículo que cargaba explosivos, estaba frente una primaria del barrio Um al-Amad, habitado mayoritariamente por chiítas, donde seis niños murieron y 34 tuvieron lesiones en algunos casos de gravedad.

En Deraa 12 civiles perdieron la vida, entre ellos tres niños, por ataques con proyectiles de mortero; uno de los obuses, que mató a ocho pobladores, impactó cerca de la iglesia Bshara, mientras otros tres proyectiles similares lo hacían sobre el complejo gubernamental de la ciudad de Deraa, causando la muerte de 4 ciudadanos.

En Damasco, una persona perdió la vida y otros dos resultaron heridos, tras la explosión de un obús en el barrio de Qassa; la Cancillería instó a realizar una denuncia a la comunidad internacional a pedir cuentas a los países que apoyan a los grupos terroristas en Siria, y responsabilizar a esas naciones por las masacres perpetradas en el país.

REDACCIÓN / NOTUS
Twitter: @PeriodicoNotus

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba