Sergio Argüelles: el afamado y querido curtidor de Irapuato

Desde hace más de 50 años, el irapuatense ha confeccionado miles de artículos y prendas para ser lucidos en el país y el extranjero

Sergio Arguelles, irapuatense afamado curtidor de la región. Foto por Francisco Somoza

Irapuato, Guanajuato.- Sergio Antonio Arguelles Rodríguez, oriundo de Irapuato y con 70 años de edad, es un famoso y querido curtidor de pieles que ha trabajado más de 50 años en este ámbito.

“Aquí, no hubo nadie que se quisiera dedicar a esto, en León fabrican, pero no personalizan, ellos les dicen a los clientes, si quieren algo a su gusto vayan a Irapuato, haya hay un loco que las hace”, dijo entre risas.

El irapuatense se ha dedicado a esto desde que tenía 8 años de edad, pues le ayudaba a su padre quien muchos años se dedicó a la fabricación de prendas y otros artículos con piel.

Sergio Arguelles (Finado) y Luz María Rodríguez, criaron a una hermosa familia de 8 hijos, siendo Sergio Antonio, uno de ellos, “Mi mamá y mi papá siempre estuvieron presentes, para mi han sido los mejores, siempre unidos y”, externó

Sergio vivió alrededor de 20 años en Guadalajara, una parte de su niñez y juventud, fue marcada por los tianguis, chamarras de plástico y piel que vendían allá, “vendíamos en el mercado San Juan de Dios y después nos íbamos a los tianguis, sobre todo los domingos, ‘al baratillo’, un tianguis que esta enorme, me iba con todos mis hermanos a vender, pero después a ellos no les gusto y a mí me seguía generando felicidad el poder vender lo que hacíamos con nuestras manos”, explicó.

El Irapuatense contó que siempre le ha gustado su trabajo, tanto que le dedica muchas horas al día y hasta días de descanso, “en una ocasión, un amigo vino por mí para llevarme a León, llegó aquí al negocio a las 11 de la mañana un domingo y le dije que no iba, que no había nada abierto para comprar material y él me decía, no te invito a trabajar si no a pasear y le dije, que mejor otro día, ese mismo día pasó por el negocio como a las 11 de la noche y me dice, bueno, bueno, bueno o tienes muchas mujeres o tienes muchos vicios o te gusta mucho trabajo y le dije, pues échale, ni mujeres, ni vicios”, expresó.

Cada que Sergio hace una chamarra es una experiencia maravillosa, la disfruta, así como cualquier otra cosa, él se atreve a hacerla, el irapuatense nunca dice que NO.

Sergio tiene el privilegio de estar casado con María Marmolejo y tener una maravillosa familia de cuatro hijos, aunque uno, lamentablemente falleció, pero guarda su amor y cariño en sus memorias, Sergio (finado) Nataly, Luis, Viridiana

“Cada que hago una chamarra y busco todos los materiales para que sea como la pidió el cliente, la veo y digo ‘ay jijo’, como si hubiera dado a luz, porque cada proyecto que realizó es como si fuera un hijo para mí”, mencionó.

Cabe destacar que Sergio es el único curtidor en Irapuato con su negocio ubicado en la Avenida Guanajuato, justo frente a la famosa “bola del agua” y desde hace más de 50 años ha confeccionado chamarras, pantalones, texanas, máscaras y cualquier otro artículo aplicado en piel.

¿Sabías que?
Curtidor: Persona especializada en la operación de las pieles con el objetivo de convertirlas en cuero.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button