Secuestrar mascotas se castigaría hasta con 14 años de prisión en la CDMX

La iniciativa fue turnada para su análisis y posterior dictaminación a la Comisión de Administración y Procuración de Justicia

 

El PRI en el Congreso de la Ciudad de México propuso tipificar el robo de animales de compañía y es que esta actividad ha aumentado, durante los últimos 10 años, 126 por ciento en la capital. Por ello, el diputado local del PRI, Jhonatan Colmenares Rentería, presentó una iniciativa para adicionar los artículos 226 Bis y 236 Bis al Código Penal capitalino.

El legislador propuso cárcel de siete hasta 14 años a quien robe o secuestre estos animales, pues “la Constitución local, en el artículos 13, apartado B, los reconoce como seres sintientes y, por lo tanto, deben recibir trato digno”.

“Por ello, en la Ciudad de México toda persona tiene un deber ético y obligación jurídica de respetar la vida y la integridad de los animales, los que por su naturaleza son sujetos de consideración moral. Su tutela es de responsabilidad común”, destacó.

Explicó que se debe tener claro que un ser sintiente es aquel que experimenta ansiedad, dolor, sufrimiento físico e, incluso, psicológico, por lo que si se exponen a los animales no humanos a encierros, maltratos o limitaciones, que impidan su libre desarrollo pueden experimentar sensaciones desagradables e incluso provocarles la muerte.

“Los animales de compañía son parte ya de la vida de una persona, que opta por tener a un ser sintiente como parte de su cotidianeidad, mencionando las ventajas que ellos traen hacia los seres humanos, mejorando su calidad de vida, aumentando la longevidad, disminuyendo el estrés entre otras cosas, de ahí que se les tome un cariño y cuidado como integrantes de la familia”, señaló.

Sin embargo, lamentó que no todas las personas ven a las mascotas como lo que son, y más bien los ven como una mercancía, “que justo porque para muchas familias los animales de compañía pasan a ser parte importante de sus vidas, aprovechan para sacar ventaja, ya sea robándolos, secuestrándolos y extorsionando a los dueños”.

Explicó que existen personas que aprovechan la cercanía de muchas familias con los animales de compañía, para sacar ventajas con el robo o secuestro de estos seres.

Incluso, reveló que en la Ciudad de México en el 2012 se presentaron 5o carpetas de investigación por el robo de canes, para 2014 ya eran 70, en 2017 llegaron a 76 y el año pasado sumaron a 113.

Añadió que, de acuerdo con asociaciones defensoras de los derechos de los animales como Perros Perdidos o Ayudando Perritos, las alcaldías más peligrosas para los perros de raza son Benito Juárez, Gustavo A. Madero, Miguel Hidalgo, Cuauhtémoc y Coyoacán.

Dijo que entre las entidades federativas que más incidencia tienen por el delito de robo de perros están Morelos, Estado de México y Ciudad de México, pero que el delito de secuestro de animales de compañía no está tipificado en los códigos penales del Estado de México, ni de la capital del país, al estar catalogados como bienes muebles.

Refirió que en el artículo 226 Bis del Código Penal se busca que diga que se impongan de siete a 14 años de prisión, a quien con ánimo de dominio y sin consentimiento de quien legalmente pueda otorgarlo, se apodere de cualquier ser sintiente de compañía, sin importar el motivo.

Mientras que en el artículo 236 Bis, deberá imponerse la misma pena a quien secuestre a cualquier ser sintiente de compañía, obteniendo un lucro para sí o para otro extorsionando al dueño.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button