Se apaga una luz en el fútbol; velan restos de médico del Santos en Irapuato

Irapuato, Guanajuato. 

A sus 29 años, César Augusto Mora Flores dejó una huella imborrable. Su pasión, el fútbol y su sueño, estar sobre la cancha.

Su compromiso y constancia lo llevaron a conseguir poco a poco sus metas, César Augusto no sólo trabajó desde afuera de una cancha de futbol sino también lo practicó, formando parte del club ACJM, equipo amateur.

Desde abajo, César Augusto comenzó su trayectoria en el futbol, recogiendo balones para el Club Irapuato.

Su afición por coleccionar banderas, fotos, playeras y posters de diferentes clubes y su gran pasión al futbol también lo llevó a convertirse en un profesional, apenas el 1 de enero ingresó al Club Santos Sub 17 como médico del equipo, tras concluir su especialidad en Medicina del Deporte en la Escuela Superior de Medicina del Instituto Politécnico Nacional.

Una luz se apagó la madrugada del domingo, luego del fatal accidente que sufrió el equipo de Santos Sub 17, el camión en el que viajaban chocó a la altura del poblado Cuencamé, Durango, César Augusto dejó de existir.

Esta noche familiares, amigos y compañeros velan los restos de César Augusto en una funeraria muy conocida de la ciudad de Irapuato.,

Coronas y ramos de flores no dejan de llegar a la funeraria, muestras del gran cariño y respeto que César Augusto se ganó a su corta edad.

Este martes, se ofrecerá una misa de cuerpo presente en la Catedral de Irapuato en punto de las 15:00 horas, donde sus allegados le darán el último adiós.

Posteriormente su cuerpo será cremado y sus cenizas descansarán un tiempo en su hogar, en la ciudad de Irapuato, junto a su familia.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba