Proponen legisladoras del PRI austeridad real para Guanajuato

Guanajuato, Guanajuato

Con la finalidad de acortar gran parte de los gastos excedidos y mejorar las finanzas estatales para la inyección de recursos a beneficio directo de los ciudadanos, las diputadas priístas Lupita Velázquez y Arcelia González propusieron ante la Diputación Permanente, una iniciativa de reformas y adiciones a la Ley para el Ejercicio y Control de los Recursos Públicos para el Estado y los Municipios de Guanajuato.

Aseguraron que para lograr la racionalidad y austeridad del gasto público se necesita realizar las reformas propuestas; “Para que todos los servidores públicos del estado y los municipios de Guanajuato compartamos la misma realidad laboral, económica y social que el resto de la ciudadanía y la población trabajadora en el estado”, asintieron.

Las legisladoras señalaron que como parte del órgano de control,  el numeral 55 de la Ley para el Ejercicio y Control de los Recursos Públicos para el Estado y los Municipios de Guanajuato establece que los sujetos de la Ley serán responsables de la estricta observancia de los criterios de racionalidad, austeridad y disciplina presupuestal, para optimizar la aplicación de recursos en conceptos de gasto corriente; y que para estos efectos deberán emitir los lineamientos generales de racionalidad, austeridad y disciplina presupuestal, así como las medidas permanentes para la reducción y racionalización del gasto corriente, previendo un uso eficaz y transparente de los recursos públicos.

La propuesta plantea reducir o eliminar diversos gastos como el aumento a los sueldos base al personal permanente sin justificación; autorizarse pago de primas por concepto de seguro de vida y seguro de gastos médicos; los apoyos totales a la capacitación; El pago de estímulos al personal; la asignación de vehículos públicos; Asignación de gasto de combustible para vehículos; Justificar rigurosamente el motivo y valor público de su realización y participación, y reportar los resultados del viaje realizado. En ningún caso se autorizará el pago de hoteles de lujo, transportación distinta a la de clase económica o renta de vehículos; La adquisición de toda clase de accesorios de vestir; No podrá autorizarse la asignación de telefonía celular o radiocomunicación; No podrá autorizarse pago alguno por concepto de peajes por traslado al centro de trabajo y de este al lugar de residencia de los servidores públicos; y todo gasto de alimentación de los servidores públicos deberá justificarse y comprobarse con el detalle del consumo realizado. En ningún caso se autoriza el consumo de bebidas de contenido alcohólico.

Dicha iniciativa fue recibida y se turnó a la Comisión de Hacienda y Fiscalización para su análisis y enriquecimiento.

 

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba