PRI en contra de un presupuesto que no beneficie a los guanajuatenses

Presidente del CDE del PRI, diputado Santiago García López

Guanajuato.- El priismo guanajuatense no respaldará la iniciativa de Ley de Presupuesto de Egresos 2017 que presentó Gobierno del estado porque perjudica a los guanajuatenses y respalda proyectos electoreros, aseguró el presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI, diputado Santiago García López.

Adelantó que este viernes los ocho diputados priistas que conforman el Grupo Parlamentario del PRI en el Congreso local emitirán su voto en contra de la aprobación general de dicha iniciativa porque no se ajusta a las directrices marcadas por la Ley para el Ejercicio y Control de los Recursos Públicos para el Estado y los Municipios de Guanajuato para que el gasto público cumpla su cometido social.

Enfatizó que el CDE, en conjunto con la bancada priista, analizaron la iniciativa, en la que pudieron comprobar que el propósito encubierto del gobernador y su partido, ha sido el de privilegiar la construcción de imágenes políticas personales y abonar mezquinos proyectos electoreros.

Resaltó además García López, en alusión al porcentaje de egresos que el Ejecutivo estatal puede manejar discrecionalmente, que eso le permite disponer de más de 3 mil 500 millones de pesos de los guanajuatenses sin frenos y cortapisas de los otros poderes del estado.

Con esta cantidad “bien ejercida”, ejemplificó, se podrían construir y equipar 70 escuelas modelo cuyo costo aproximado es de 50 millones de pesos.

“También se podrían construir 2 mil 500 viviendas para las familias de Guanajuato que carecen de techo; y, sin embargo, el gobernador Miguel Márquez Márquez piensa gastar el dinero público en sus proyectos políticos personales”, añadió el dirigente estatal del PRI.

Puntualizó que, además de lo anterior, “dentro de las partidas que el Ejecutivo estatal maneja a su antojo y de manera libre y arbitraria, se encuentra la denominada Previsiones

Salariales que, en realidad, es la partida secreta del gobernador, y que está provista por casi mil millones de pesos”.

En conferencia de prensa en la Sala de Juntas de la Presidencia del CDE, dijo que a pesar de que son tiempos de amarrarse el cinturón, llama la atención que fuera de toda norma de racionalidad, austeridad y disciplina presupuestaria, se propongan cantidades elevadas para comunicación social, telefonía celular, viáticos, pasajes de avión y gastos de representación.

Por todo ello, es que se asumió la decisión de que este viernes 16 de diciembre que se someta a votación del Pleno la iniciativa de Ley de Presupuesto de Egresos 2017, los diputados priistas emitirán su voto en contra, manifestó enseguida.

Acompañado del secretario Jurídico del CDE, Jorge Luis Hernández Rivera, Santiago García manifestó que están en contra de que las partidas principales del Presupuesto de Egresos vayan casi etiquetadas al financiamiento de los gastos de precampaña del secretario de Desarrollo Social y Humano, Diego Sinhué Rodríguez Vallejo.

“Es una precampaña abierta sin duda, llama la atención que para el presupuesto de este año todos los ejercicios y todos los programas transversales hablan del impulso, impulso a la vivienda, a la salud, a las escuelas, todo es impulso. El 98% del presupuesto va dirigido con las características de impulso, nos lleva a que es un presupuesto totalmente electorero en un año electoral”, dijo en alusión al programa Impulso Social de la Sedeshu.

Finalmente, añadió que la Ley establece que la Secretaría de Finanzas debe informar a los diputados los datos que contribuyan a una mejor comprensión de las iniciativas de ingresos y gastos, “pero de manera intencionada y dolosa, sólo se nos proporcionó información cortada al mes de octubre, sin las proyecciones estimadas al fin del ejercicio, lo cual dificulta la comparación entre el presupuesto ejercido y el que se presenta para su aprobación”.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba