Portaban más de 48 poncha llantas y otras que arrojaron a la vía pública para impedir ser detenidos por la Policía

Ambos han sido vinculados a proceso por armas prohibidas en su modalidad de portación y daños en grado de tentativa

Pénjamo, Guanajuato.- Un par de sujetos fueron detenidos por los delitos de armas prohibidas en su modalidad de portación y daños en grado de tentativa. Ramón “N” y Ramiro “N” quedaron vinculados a proceso tras ser detenidos cuando colocaban objetos puntiagudos en la calle Progreso, ambos traían en la caja de la camioneta 48 objetos metálicos en forma de estrella conocidos como poncha llantas.

Los imputados fueron llevados a audiencia de control de detención, en donde una Jueza calificó de legal la detención realizada por los policía preventivos y tras ser imputados por la Fiscalía General del Estado, ambos quedaron vinculados a proceso por la portación de armas prohibidas y daños en grado de tentativa.

Con un plazo de cierre de la etapa inicial de un mes, los imputados esperan en prisión preventiva la aportación de pruebas y evidencias que realizará la Fiscalía General del Estado en su contra, para continuar el juicio iniciado y avalado por una Jueza. Ambos fueron detenidos en procesión de 56 objetos metálicos de material varilla punzocortantes (poncha llantas).

Los hechos indican que el pasado 02 de septiembre de 2020, aproximadamente a las 14:30 horas, los elementos de policía preventiva realizaban un recorrido por la calle Avenida Ojo de Agua casi esquina con la calle Progreso, cuando una persona de sexo masculino les hace la seña para que se detengan, y quien les indica de una camioneta color gris, con tres masculinos a bordo, quienes colocaban objetos puntiagudos sobre la calle Progreso.

Al acudir los policías al lugar de los hechos, para corroborar la veracidad del reporte, circulando por la calle Progreso rumbo a la calle Tanuato, tuvieron a la vista un vehículo de motor tipo camioneta, marca Dodge, color gris, y tres masculinos con las características reportadas, quienes arrojaban unos objetos a la calle.

Al percatarse de la presencia policial, arrojan a la parte trasera del vehículo los objetos que aun llevaban en las manos, intentando huir en la unidad. Los policías se percatan que sobre la calle, diseminados en todo lo ancho de la misma, había tirados varios objetos metálicos con punta. Se lograron asegurar de la calle 8 objetos y 48 más que transportaban en la parte trasera de la unidad.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba