“Por qué está tartamudeando”, “qué quería, que me riera”: víctima de robo

El hecho ocurrió en el bulevar Arandas, en Irapuato; la víctima trató de ser auxiliado por diferentes instancias de seguridad como Fuerzas del Estado, Guardia Nacional y Ministerio Público

Irapuato, Guanajuato.- “Por qué está tartamudeando”, y él le respondió al Ministerio Público “qué quería, que me riera, me acaban de robar mi camioneta y ustedes no me quieren atender”, fue la respuesta de una víctima de robo a mano armada en el bulevar Arandas, posterior a denunciar.

El hecho ocurrió alrededor de las 9:30 de la noche en el bulevar Arandas, en la colonia Jardines de San Antonio, cuando un comerciante que se dedica la venta de accesorios para vehículos, fue asaltado, cuando después de haber cerrado su negocio e ir a una tienda a comprar unas galletas, lo robaron.

En ese lugar Juan “N”, relató que estaba platicando con uno de los encargados de la tienda, cuando de repente sintió que un hombre lo quería cuchillar “me hice a un lado y no me alcanzó a dar, pero llegó otro y me tumbó el suelo, ahí sacó una pistola, me quitó el celular, las llaves de la camioneta y ‘corto’ el arma, pero se le trabó”.

El irapuatense, fue auxiliado por los responsables del negocio donde compraba las galletas, jalándolo y así evitar que le fueran a disparar o golpear; acto seguido los ladrones se subieron al vehículo Nissan Kicks, color gris, y huyeron en dirección a Romita.

Mucho operativo poca atención

Después del robo una patrulla de Seguridad Pública, llegó al sitio, pero en lugar de pasar el reporte de manera rápida, comenzó a pedir los datos de manera pausada; a la par iba pasando un grupo de patrullas de Fuerzas de Seguridad Pública que al tratar de detenerlas no hicieron caso.

Un amigo del afectado, lo subió en su vehículo para llevarlo al Ministerio Pública, avisar a su familia y ponerlo a salvo, porque tenía miedo. En el camino, encontraron dos camiones de la Guardia Nacional que al pararlos y decirles lo que había ocurrido, minutos antes, dijeron “huu señor, mejor vaya a levantar la denuncia, porque si hacen algo con la camioneta usted es el culpable”.

Los de la Guardia Nacional, tampoco atendieron o al menos dieron palabras de aliento; ya en el Ministerio Público y como había pasado tiempo, en la puerta comentaron “ya vengase mañana” y el asaltado les dijo “entonces no me van atender” y uno de los ministeriales, respondió “deje ver si el agente del Ministerio Público lo quiere atender, pero ya se fue a dormir”.

Ya en el interior el MP, lo primero que dijo fue “por qué está tartamudeando”, y Juan respondió al Ministerio Público “qué quería, que me riera, me acaban de robar mi camioneta y ustedes no me quieren atender”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verifique también
Close
Back to top button