«Pichi El Jordan» de Pénjamo

Pénjamo, Guanajuato.- “Desde chiquillo lo traía en la sangre. Toda la vida jugué, es mi vicio, es mi afición al básquet, yo pienso que hasta el día que me muera que me vistan de basquetbolista, hasta que me muera seguiré siendo Bull, toro…”, fueron las palabras de Alfredo Bombela “El Pichi”.

Hijo de madre americana y descendiente de padre italiano, nació en Chicago, Estados Unidos y ahora vive en Pénjamo, “El Pichi” a sus 62 años ahora es dueño de un negocio de micheladas, un lugar que guarda muchos recuerdos de su juventud…playeras, gorras, cuadros, trofeos, diplomas, fotos, todo de los Bulls.

“El Pichi” jugó de manera semiprofesional el basquetbol en la Universidad en Estados Unidos pero tuvo la oportunidad de conocer grandes estrellas de este deporte como Michael Jordan y Magic Johnson.

Tenía “La ilusión de llegar a ser jugador profesional, pero son muchos los elegidos pero pocos los escogidos”, expresó.

En una amena plática con Notus, El Pichi recordó que “Ganamos varios trofeos, varios campeonatos y era una motivación para echarle más ganas para subir más pero luego me casé y ya dejé jugar un tiempo y ya luego a trabajar para la familia y…” el sueño terminó.

Su posición fue poste bajo y aunque “El Pichi” ya no practica el basquetbol, lo jugó por 40 años  pero sigue siendo su afición en la vida.

Énfasis

¿Por qué “El Pichi”?

“Me platica mi papá y una hermana de él que cuando yo estaba chico quería comer pecho, no sé cuántos años tendría pero decía chichi chichi chichi y mi tía dijo pichi pichi, pichi y de ahí viene”.

Detrás de su playera siempre estuvo el número 13, “de buena suerte”.

Artículos Relacionados

2 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba