Patek Philippe Grandmaster Chime: un nuevo récord en el mundo de los relojes

Muchos son aquellos que hablaron en su momento del Paul Newman Daytona, un reloj de la marca histórica Rolex que logró venderse en precios mayores a los quince millones de euros. Modelo que rompió el récord como el reloj de pulsera más caro en el año 2017 y establecía la marca histórica más grande del mundo con un dato de venta en subastas avasallador. No obstante, en este siglo XXI, las sorpresas están a la orden del día y los mercados demuestran la volatilidad de los precios y las distintas demandas que acechan a múltiples compradores, generando nuevas transacciones mediáticas y ocupando lugares en portadas que hagan olvidar los registros anteriores, tal y como recoge un reciente estudio del casino online Betway.

Este mismo caso ocurrió en el año 2019, en el cual la compañía Patek Philippe, durante la presentada edición de subastas de Only Watch del presente lustro, generó la venta que dejaría los registros históricos en el pasado: treinta y un millón de dólares (31.000.000$) fue lo pagado por una pieza de pulsera conocida como Patek Philippe Grandmaster Chime. Un reloj creado durante estos tiempos recientes bajo una marca que no goza de una importancia histórica como sus homólogos suizos. Es así como una pieza con recursos de oro, acero, múltiples campanillas y distintas capacidades de calendario pudo alzarse con un trono único dentro de un evento de subastas tan importante. Bajo estas premisas, esta compañía agarraría muchísima promoción y reconocimientos globales, pues la organización superaría en casi el doble a la venta de un reloj Rolex dentro de la apreciación de varios compradores, unos que siguieron pujando hasta llegar a la cifra mencionada anteriormente, valoraba alrededor de los 27 millones de euros al hacer el cambio oportuno.

Con este nuevo récord establecido, observaremos detenidamente el movimiento de este mercado tan interesante, el cual está en las iniciativas de la revalorización de sus activos con el paso de los años y dejando grandes sensaciones a aquellos portadores que quieran rendir mejores beneficios de sus activos guardados o utilizados dentro de su moda diaria. La venta de relojes de lujo es un negocio que no deja de sorprender a los acostumbrados y a los nuevos curiosos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba