«Pagarán más, los que tienen más»: Enrique Peña Nieto

peña nieto

La iniciativa de reforma fiscal que presentó el jefe del Ejecutivo, Enrique Peña Nieto, al Congreso de la Unión propone elevar el Impuesto Sobre la Renta (ISR), alos que tengan ingresos superiores a los 500,000 pesos anuales,  así como gravar las ganancias obtenidas en el mercado de valores y los dividendos, más no imponer el IVA a alimentos y medicinas.

La tasa tope del ISR subirá del 30 al 32% y las inversiones bursátiles tributarán con un 10%, pero el presidente Enrique Peña Nieto no extenderá como se especulaba el Impuesto al Valor Agregado (IVA) del 16% a alimentos y medicinas justo cuando la economía pierde ritmo.

Además, propone rebajar la carga fiscal de la sofocada petrolera estatal Pemex desde el 79% actual a menos del 60%, algo que daría anhelados recursos a la empresa para invertir.

La propuesta de reforma plantea que los incrementos al precio de la gasolina después del 2014 sean sólo por inflación. Funcionarios habían dicho que el subsidio a la gasolina es regresivo y sólo beneficia a los que más tienen.

Si es aprobada como propone el gobierno, la reforma tendrá un impacto fiscal del 2.9% del Producto Interno Bruto (PIB) hacia el 2018, estima la administración de Peña Nieto.

La nueva tasa tope del ISR del 32% aplicaría para quienes devengan ingresos superiores a 500,000 pesos anuales. Además se eliminarán buena parte de los regímenes especiales.

El gobierno plantea acabar con el Impuesto Empresarial a Tasa Unica (IETU) y con el Impuesto a los Depósitos en Efectivo (IDE). Y busca aplicar el llamado Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a combustibles y plaguicidas, así como a las bebidas azucaradas para combatir la obesidad.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba