No tocarse el rostro estrategia eficiente contra la COVID-19

Cuando tenemos mucho miedo o enfrentamos algo aversivo, debemos cubrirnos la cara; el rostro refleja nuestras emociones, como tristeza, alegría, enojo, miedo o ansiedad

México.- No tocarse el rostro es una de las estrategias contra la COVID-19 más eficientes, pero difícil de llevar a cabo. Hugo Sánchez, investigador de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM dijo “al hacerlo podremos controlar este impulso, pues estaremos preparados para seleccionar cuáles conductas deben prevalecer y cuáles no”

El investigador, dijo que tocarse la cara no es un mal hábito, aclaró: “tiene un sentido evolutivo, es una de las partes más importantes del cuerpo; entonces, cuando surge una restricción como la actual, nos cuesta mucho trabajo, pues vamos en contra de nuestros impulsos naturales”.

Al igual dijo que la clave es mantener la sana distancia y no tener contacto con personas enfermas, pues el riesgo de tocarse la cara deriva del contacto con situaciones de peligro (personas u objetos infectados).

“Si alguien vive en una familia pequeña, no está en contacto directo con un enfermo y mantiene la sana distancia, el riesgo es mínimo”, aclaró Hugo Sánchez.

Sabías que… Cuando tenemos mucho miedo o enfrentamos algo aversivo, debemos cubrirnos la cara; el rostro refleja nuestras emociones, como tristeza, alegría, enojo, miedo o ansiedad.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba