Mujeres que inspiran; Esther Piceno Chacón

Con 46 años, la oriunda de Cerrito Alto Nuevo es orgullosamente huanimarense y una mujer emprendedora que inspira

Huanímaro, Guanajuato.- Esther Piceno Chacón de 46 años, es una valiente y emprendedora mujer, la segunda de 10 hermanos, sus padres Juventino Piceno y Herlinda Chacón los educaron con mucho amor y les inculcaron valores, Esther es Técnica en Alimentos y hoy en día emprende en una panadería que se encuentra en el jardín principal de Huanímaro.

“Comencé vendiendo pasteles en la casa, motivada por mi hija y para que no le faltara nunca nada, muchos años después pude poner mi propio negocio”, dijo.

Siendo madre soltera ha entregado el mejor ejemplo que se le puede dar a una joven ya que nunca ha doblado los brazos ante cualquier adversidad.

Para Esther la vida se basa en gestionar las emociones y el libro de “Los cuatro acuerdos” del autor Miguel Ruiz, es el libro que ha inspirado esta mujer huanimarense, aplicando los cuatro acuerdos en su día a día ya que para ella es una guía del buen vivir.

Por otro lado, el deceso de tres familiares, aunque doloroso, no ha derrumbado el hambre de éxito de esta gran mujer, su madre y su hermana lamentablemente fallecidas en 2008 y un hermano que nació con problemas pre natales fueron la causa de que, en su momento, ella cayera en una crisis, tanto emocional como económicamente, fue tan fuerte lo que vivió que hasta su negocio quebró y cierto tiempo, estuvo cerrado.

Aquel suceso, fue un parteaguas en su vida, ya que con el impulso de sus familiares y amigos volvió a posicionar su negocio.

“Me da mucho gusto que la gente me conozca por mis semas, un pan muy tradicional de Huanímaro”, explicó.

Los logros más importantes de Esther son: Tener a su hija, su negocio, su casa y algo que también la llena de felicidad es poder generar fuentes de empleos para sus familiares, “Tengo a mis hermanas y a mis sobrinos trabajando conmigo, ese es un gran logro para mí”, contó.

Para la huanimarense, su padre, el señor Juventino Piceno, es su mayor inspiración, “Mi papá es bien chambeador, no está enfermo, no se queja, nos da consejos y siempre lo veo y digo, cuando llegue a su edad quiero ser como él”, dijo.

Esther es una mujer sin miedos, fue así como se describió, entre sus metas se encuentra viajar y conocer su país y si se le permite conocer más partes del mundo.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba