Monumentos “demolidos” en Irapuato

WhatsApp-Image-201607113

Irapuato, Guanajuato.- En Irapuato son varios los monumentos de valor histórico los que han sido destruidos o demolidos a través de los años por órdenes de pasados presidente municipales para construir “los suyos”, como el Kiosko y la columna del reloj en el Jardín Hidalgo, Monumento a la Revolución, Monumento a los Niños Héroes, Monumento al Himno Nacional, el Monumento a la Madre y el Colegio del Convento.

En 1880 se inauguró en el Jardín Hidalgo un kiosko de cantera labrada, con barandales de hierro forjado el techo de lámina, y que fue quitado en 1956. En el mismo jardín pero en 1915, el presidente de la República Álvaro Obregón regaló un reloj para que se colocara en ese lugar pero fue hasta 1928 que el presidente municipal Catarino B Aranda mandó construir una columna para poner el reloj pero fue quitado el kiosko y llevado a Juriquilla en el estado de Querétaro; mientras que la columna fue demolida y se puso otro reloj, el que tenía, años después, lo instalaron en la torre de la Tercera Orden.

Durante el mismo periodo de gobierno del presidente municipal Catarino B Aranda entre 1931 y 1933, mandó construir el Monumento a la Revolución, de cuatro columnas de mármol rojo de Carrara traído de Italia, aunque fue una obra que quedó en el abandono y no se terminó, en lo que iba  a ser el Teatro de la Comedia, después lo mandó poner en la Plaza Madero donde está actualmente la Fuente Florentina, a ese monumento se le llamó “La Peineta de Dn. Cata”.

De acuerdo al libro “Añoranzas” consultado en el Archivo Histórico de la ciudad, en el periodo de 1946-1947, el entonces presidente municipal Luis Farfán mandó construir Monumento a los Niños Héroes a un costado de la Parroquia de La Soledad frente al Colegio Aguiluchos de Chapultepec, al cual le puso las cuatro columnas de mármol de Carrara rojo que tenía del Monumento a La Revolución, el cual mandó quitar.

En 1953, el presidente municipal Florentino Oliva mandó reformar el Monumento a Los Niños Héroes, le puso cuatro arbotantes viejos y haciendo otra cúpula. Le quitó la placa que decía administración 1946-1947 presidente municipal C. Dn. Luis Farfán y mandó poner otra con la de administración 1952-1954 presidente municipal Florentino Oliva.

El Monumento al Himno Nacional, construido por Florentino Oliva con cantera tallada verde de Guanajuato, el único en su género en el país en ese momento. Estaba ubicado entre las calles de Berriozabal y Díaz Mirón, ahora Revolución, a un costado de la Plaza Juan Álvarez.

En el mismo año de 1953, Florentino Oliva mandó a construir el Monumento a la Madre, en la calle Ramón Corona cerca del Jardín Miguel Hidalgo y el Cine Rex. En ese tiempo los monumentos que existían era el de los Niños Héroes, al Himno Ncional y a La Madre.

Siendo gobernador del Estado, Juan José Torres Landa y presidente municipal José Tomé Pichir los quitaron con las obras del Plan Guanajuato.

Las cuatro columnas de mármol rojo que tenía el de Los Niños Héroes desparecieron, no se supo quién se las llevó y la cantera labrada con los que fueron hechos el de al Himno Nacional y a La Madre estuvo tirada en un corralón de la Japami a la salida de la carretera a Pueblo Nuevo.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verifique también
Close
Back to top button