Médicos del IMSS engañan a paciente con «operación fantasma»

Ciudad de México

Médicos del IMSS engañan a paciente con supuesta «operación fantasma» en la que le extirparían un riñón y tumor tras haber presentado un cuadro intenso de fuertes dolores en uno de sus órganos, pero sólo le practicaron una biopsia, dándolo de alta inmediatamente.

Médicos del IMSS realizan biopsia a paciente por fuertes dolores en uno de sus órganos, aunque con engaños le realizaron una operación fantasma, donde le habían extirpado un riñón y tumor supuestamente en el hospital de la Ciudad de México.

El Instituto Mexicano del Seguro Social, dio de alta al hombre a quien se le realizó la cirugía con engaños, por lo que el paciente no tuvo mejora.

Los médicos de esta institución han negado rotundamente atender al enfermo tras haberlo declarado como ‘Desahuciado’; cabe destacar que las atenciones que brinda el hospital de la CDMX no son competentes para brindar un buen servicio.

Personal del Seguro Social de esta ciudad, le extirparon un supuesto tumor renal pero en realidad no tenía nada, los médicos no dieron la atención médica que el paciente requería.

El agraviado se llama Carlos Olvera González, quien acudió a la clínica de la zona Coacalco, y al final de la operación lo mandaron de regreso a su casa.

Los dolores del Carlos volvieron con mayor intensidad, por lo que volvió nuevamente al hospital de urgencia, y fue admitido en el Centro Médico Nacional La Raza.

Familiares del paciente acudieron a la institución para informarse del estado de salud del derechohabiente, al llegar le confirmaron que todavía tenía el órgano dañado y el tumor intacto.

“Fue todo un engaño, nos dijeron que ya le habían retirado el riñón, pero únicamente para darnos el alta. Pasaron 15 días y nosotros creíamos que ya estaba en el proceso de convalecencia, cuando todavía tiene el tumor creciéndole adentro”, denunció Gloria Juárez, la esposa del afectado.

“Pudimos buscar la atención requerida, ver opciones de tratamiento, de haber sabido que todavía tenía el tumor, pero sólo lo dieron de alta indicando que todo había sido un éxito”.

Médicos del hospital de la raza cometen negligencia médica al no atender al paciente que presentaba un cuadro intenso de dolores, dificultad para respirar, abdomen inflamado y espasmos en el diafragma.

Familiares de la víctima exigen que su pariente sea atendido en el hospital, antes de que la gravedad del tumor se extienda y pueda morir.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba