Mariana y Samuel no tenían autorización legal para sustraer bebé del DIF

Las autoridades determinaron que Mariana Rodríguez y Samuel García no tenían autorización legal en el caso del bebé que llevaron a su casa un fin de semana

El gobernador del estado de Nuevo León, Samuel García, y su esposa, la “influencer” Mariana Rodríguez, no tenían autorización legal en el caso del bebé de un albergue que llevaron a su casa durante un fin de semana y mostraron en sus redes, informó el Gobierno.

En un comunicado, la Procuraduría Federal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (PFPNNA), del Sistema Nacional Para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF), informó que tampoco existe un proceso de adopción en curso que involucre al niño, ni a la familia integrada por García Sepúlveda y Rodríguez Cantú.

Además, indicó que “la Procuraduría de Protección y el Director del Centro de Atención Integral al Menor y la Familia, ambos del estado de Nuevo León, otorgaron el permiso para que el niño quedara bajo resguardo del matrimonio” durante un fin de semana como “medida especial“.

Sin embargo, “no se proporcionó evidencia que acredite que la medida antes señalada se emitió con las formalidades que exige la ley, como lo es que se encuentre por escrito, debidamente fundada y motivada, así como apegada al interés superior del niño”.

El SNDIF señaló que bajo un supuesto “permiso de convivencia familiar“, el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia de Nuevo León habría permitido el egreso de un niño que se encuentra bajo los cuidados del Centro de Asistencia Social (público) “Capullos”.

Al respecto, la Procuraduría de Protección de Nuevo León señaló que desde hace tres meses el niño “recibe visita diaria por parte de Mariana Rodríguez Cantú“, sin aclarar o justificar las razones de dichas convivencias.

Y argumentó que se autorizó la salida del niño bajo la responsabilidad de Rodríguez Cantú, por representar para él una “figura significativa“.

En cuanto a la vulneración del derecho a la intimidad del niño, la Procuraduría de Protección de Nuevo León estimó que el hecho de que la imagen y datos personales del niño hayan sido expuestos de manera masiva no configura una violación al derecho de intimidad.

Sostuvo que la afectación al derecho de identidad únicamente puede realizarse por medios de comunicación, “pues son estos los que han difundido información sobre el niño tomando las imágenes” de las redes sociales de Rodríguez Cantú.

La polémica se dio hace dos fines de semana, cuando Mariana Rodríguez Cantú, quien tiene 2.2 millones de seguidores en Instagram, se llevó al niño a su casa con un supuesto permiso para pasar el fin de semana con él y mostrarlo en sus redes sociales.

Tras la acción, la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) expresó su “profunda preocupación” por la “nula perspectiva de derechos de la niñez”, mientras que Save The Children denunció un posible delito de trata de personas.

Tras la controversia, el SNDIF pidió información a la Procuraduría Estatal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, por lo que “se determinarán las medidas que resulten procedentes”.

García y Rodríguez, quienes han llamado la atención nacional por sus polémicas en redes sociales, justificaron el acto para concienciar sobre las condiciones en las que viven los niños en el sistema público del SNDIF.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button