Mamá de Celaya regresa a la rutina deportiva después de superar el Covid en forma grave

Guadalupe Martínez Díaz de 65 años es una de los 117 mil 319 guanajuatenses que han superado el Covid después de haber permanecido hospitalizada por más de 30 días la mayoría en terapia intensiva.

Después de un año de haberse debatido entre la vida y la muerte en los servicios de terapia intensiva conectada a un respirador, ha regresado a la rutina deportiva para seguir mitigando las secuelas que le dejó el coronavirus.

A bordo de su bicicleta sale a ejercitarse con su hijo para dar un rondín por una zona habitacional del municipio de Celaya, en esta que es una segunda oportunidad de vida.

Recibió oportuna atención en el Centro Estatal de Cuidados Críticos de Salamanca luego de que presentara complicaciones el 7 de abril del año pasado en el Hospital General de Celaya.

La familia de Guadalupe se recupera de aquel momento en que fue internada de gravedad y nadie sabía si la libraría; a ciencia cierta desconocen dónde pudo haberse contagiado.

Edén Martínez Díaz su hijo explicó que fue un diagnóstico duro, que causó miedo e incertidumbre, pero había que seguir con el proceso de recuperación por las secuelas mismas que dejó el virus.

Cuando se realizó el traslado del Hospital General de Celaya al Centro Estatal de Cuidados Críticos de Salamanca pasaron 2 días para tener información de su mamá debido a los procesos de ingreso y a la saturación de los servicios, sin embargo, existía la plena confianza en que su mamá saldría adelante.

A un año de aquel episodio hoy agradece también la amabilidad de todos para mantenerlo comunicado con su madre a través de llamadas por celular, este sin duda se convirtió en un medicamento para el alma tanto para ella como para la familia, porque al menos por videollamada podía saber de ella y verla por uno minutos.

Reconoce Edén que antes de la hospitalización de su madre él tenía un concepto erróneo del servicio médico público, sin embargo, hoy reconoce que quedó agradablemente sorprendido por el profesionalismo que siempre demostró el personal de salud entre intensivistas, enfermeras, médicos, trabajo social, camilleros, entre otros perfiles.

Una vez que su mamá fue dada de alta la recuperación ha sido favorable, no obstante, la señora Guadalupe agradeció la entrega de los médicos que a pesar de un año arduo de trabajo frente a la primera línea de batalla, adelante y con amor y profesionalismo brindan la atención a los pacientes.

Exhortó a los guanajuatenses a seguirse cuidando, a seguir las medidas preventivas para evitar el contagio, aunque ya se hayan vacunado como Guadalupe.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba