Madre y sus hijas… los moles “Tere”

Pénjamo, Guanajuato.- “Doña Tere”, es una mujer que se dedica a la venta de diferentes tipos del exquisito platillo mexicano, el mole; su negocio tiene casi 2 años dentro del Mercado Hidalgo, en Pénjamo,  donde se ha dedicado a trabajarlo junto a sus dos hijas.

Johana Hernández, una de las hijas de Tere, quien apoya en el negocio a su mamá, platicó que son ocho diferentes tipos de moles de la región, hechos por cocineras tradicionales, de diferentes sabores, colores y consistencias.

Se fabrican “desde su chile ya bien molidito en el metate, trae su cacahuate, su semilla, su chocolate, todo tiene…”, hechos a base de puros ingredientes naturales, refirió Johana.

Desde el mole almendrado, el mole poblano y el mole casero, son sólo algunos de estos moles que se venden.

“Todo este mole trae diferente sabor, hay alguno que viene más dulce, alguno más picoso, pero todo está muy rico”, dijo la joven.

Doña Tere y sus hijas Johana, Laura, son las mujeres que encabezan este negocio que es el sustento de la familia.

Ha sido una familia de mujeres comerciantes, ya que desde hace 70 años, la abuelita de Johana, quien ya falleció, se dedicó a la venta de comida en el mismo local, sólo que ahora ellas decidieron cambiar de giro “porque a ella le gustaba mucho cocinarlo”, expresó Johana.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button
Close