Los tiempos cambian y la celebración de este año será diferente

El Cristo Negro de Salamanca llegó a recibir fieles de todo el estado de la República Mexicana, donde Salamanca se convertía en un “mar de gente” unidos por la fe

Salamanca, Gunajuato.- La señora Reyna Gutiérrez, comerciante del jardín principal de Salamanca, recordó con añoranza cómo era anteriormente cuando se llegaba la fecha de visitar al Cristo Negro, cuando interminables peregrinaciones de fieles aglomeraban el Jardín Principal y la Plazoleta de esta ciudad.

Reyna Gutiérrez, comerciante en el jardín principal de Salamanca

El Cristo Negro o Señor del Hospital, es venerado desde hace más de 450 años por miles de peregrinos que procedían desde Veracruz, Estado de México y Zacatecas, para visitarlo cada martes santo.

Anteriormente, de acuerdo con Reyna, arribaban a Salamanca gente de Valle de Santiago, Jaral del Progreso, Juventino Rosas, Cortázar y más comunidades de Guanajuato que en peregrinaciones a pie, caminaban hasta el l Cristo Negro, donde la calle Tomasa Esteves y 5 de mayo se llenaban de puestos de comida, antojitos y postres convirtiéndose en un gran kermes.

Con el paso de los años, esta bonita tradición se fue perdiendo, ya que, de acuerdo con Reyna, las autoridades fueron frenando poco a poco la fiesta patronal debido a que era un “mar de gente” la que llegaba de visita y se sobrepoblaba el lugar.

Actualmente, en estas fechas será de manera diferente, debido a que la pandemia del coronavirus el templo estará abierto para las personas que deseen visitarlo con sus debidas medidas de protección ante el Covid-19, y absoluto control para que su aforo sea únicamente del 30% en cada misa.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba