Liga MX regresaría en la última semana de junio…extraoficialmente

La mayoría de clubes proyectan en tres semanas el retorno a exámenes, prácticas y después concentraciones

La gran mayoría de equipos de Liga MX visualizan el retorno a sus instalaciones, para exámenes, entrenamiento y preparación del torneo, a finales de este mes, para buscar arrancar la actividad en la última semana de junio.

A pesar de la incertidumbre del avance en las cifras de contagios y muertes por el nuevo coronavirus en nuestro país en las siguientes semanas, la Liga MX está lista para el escenario más optimista y sólo espera el banderazo oficial para encender de nuevo la maquinaria.

Después del informe que reveló la intención de Pumas de regresar a entrenar en tres semanas, hubo diversas reacciones que permitieron confirmar que el resto de equipos tienen establecidos días similares como fecha de retorno a la preparación. Es un pacto no escrito y mucho menos oficial.

La idea consensuada es que en la última semana de mayo, los jugadores empiecen a visitar las instalaciones de los clubes a fin de comenzar a hacer los exámenes físicos y tener claro el panorama de cómo regresa cada uno de ellos del periodo de confinamiento ante la pandemia mundial.

Además, se buscan pruebas de contagio para los clubes, el principal problema con el que se han topado ante la escasez que se vive el país.

La primera semana de junio será para arrancar con la fase de entrenamientos individuales, es decir, guardando sana distancia entre los futbolistas en las instalaciones de los clubes, divididos en ciclos para no agrupar a tantos elementos, y procurando el mayor tiempo posible el uso de protección como tapabocas. Volver a casa después de cada práctica es la opción más viable.

Avanzar a la etapa de entrenamientos en modo concentración se prevé para la segunda semana, en la que los jugadores ya compartirían más tiempo en la sede del equipo, incluso algunos clubes podrían mantener al plantel y soltarlo el fin semana.

Para la tercera semana del mes el panorama es que sea utilizada para mantener los entrenamientos y encontrar algunos partidos amistosos, o afinar los aspectos de cancha en interescuadras.

Así, lo ideal es que en la recta final de junio, se planteé el retorno de la Liga MX, con el calendario más extendido que hoy tienen en la mesa, en el que no todas las semanas tienen fechas dobles, que es el peor escenario en lo deportivo, por la inevitable afectación que tendrá el jugador en su rendimiento físico y futbolístico, así como ser propenso a generar lesiones.

Sobre aprovechar la apertura de FIFA en lo reglamentario para aminorar el impacto de los tiempos cortos derivados de esta contingencia, como poder hacer cinco cambios por partido, se definirá en los días que gobierno de oficialmente luz verde para volver.

Si es bajo este escenario optimista, se introducirán pocos cambios. El único que parece inminente con cualquier calendario es el de no utilizar el VAR el resto del torneo, por su alto costo.

Otra opción que está en la mesa y tomará forma con la definición del retorno es la de desarrollar todo el torneo en tres sedes: Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, a fin de evitar los vuelos y el traslado de los equipos y demás profesionales que están involucrados en los partidos. La idea es separar a los clubes en zonas geográficas y concentrarlos en estas capitales. Sin embargo, aún hay dueños en contra.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba