“La vida no termina con una discapacidad”: Isidro Huerta

Irapuato, Guanajuato.- Isidro Huerta Balderas, empleado del Centro Estatal de Rehabilitación (CER), quien tiene una lesión en la medula espinal que le impidió volver a caminar contó la forma en que su vida cambió derivado de un accidente automovilístico que sufrió hace 27 años. Isidro dijo que vivió momentos complicados, sin embargo logró salir adelante pues se dio cuenta que “ahí la vida no terminó”.

“Tengo lesión medular completa, debido a un accidente automovilístico hace unos 27 años, iba manejando, llevaba una camioneta de tres toneladas y de repente en la carretera se me atravesó un vehículo, ocasionó que me volteará y salí disparado de la camioneta”

Comentó que cuando asistía al médico para conocer su situación de salud, comenzó a tener dudas ya que al principio los médicos no le informaban que no volvería a caminar y que su vida cambiaría completamente, hasta que se dio cuenta que tuvo una lesión medular que le impide mantenerse de pie.

“Al principio no lo entiendes porque no sabes que pasó, no sabes las consecuencias, tu cuerpo no responde y empiezan las interrogantes y las dudas, los médicos en ocasiones no te quieren decir de lleno que fue lo que te pasó, hasta que te das cuenta que no vas a volver a caminar y que tu vida cambió para siempre”

Negación, coraje y resentimiento con la vida fue lo que sintió Isidro durante los primeros días después de su accidente, a pesar de ello con el paso del tiempo asimiló la situación y comenzó a superarlo al grado de practicar basquetbol con la selección paralímpica de Guanajuato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba