La Chica de las Curvas -cuento-

En una de las curvas de la carretera, alcanzó a ver a una joven rubia, demacrada, bonita y pálida, empapada por la lluvia, que pedía rayte

Por: MakaBrown

Cuenta la leyenda que hace muchos años, mucho antes de que se construyera la autopista que ahora une a Guanajuato con Silao, la entrada principal conocida como “Las Curvas Peligrosas” eran de doble sentido, y desde siempre han sido peligrosas, pero en aquel entonces con mayor razón, ya que eran muy oscuras y traicioneras.

En noche cerrada, caía una lluvia leve pero ininterrumpida, de esa que llaman “mojapendejos” pues parece que ni te mojas, pero ya estás todo empapado, la niebla cubría la noche con ese blanco que no dejaba ver más allá de tus narices.

Un hombre de unos cuarenta y seis años iba conduciendo su nave por las curvas, deseoso de llegar a su casa y reencontrarse con su mujer y sus dos hijas luego de un largo fin de semana de trabajo.

En la radio sonada la canción de Los Beatles “Help”, la cual tarareaba para hacer más corto el camino.

En una de las curvas de la carretera, alcanzó a ver a una joven rubia, demacrada, bonita y pálida, empapada por la lluvia, que pedía rayte, llevaba un largo vestido blanco desgarrado y sucio por el lodo.

El hombre decidió llevarla consigo y acercarla hasta el pueblo más cercano. Al principio la chica se subió medio temerosa, y eso que en aquel entonces no existían los secuestros como hoy en día.
Durante el trayecto, el hombre y la joven fueron hablando de cosas que no tenían importancia, que si la lluvia, que si la neblina, que si el frío.

En un momento dado, antes de llegar a una de las curvas más cerradas y peligrosas de la carretera, ya casi para llegar a Guanajuato, la joven le avisó de que redujera la velocidad, por lo que el camarada metió el freno hasta el fondo hasta casi detenerse, al bajarse de su auto, comprueba que parte del camino se había despeñado, lo cual hubiera provocado una inminente volcadura.

Si no hubiera sido por la advertencia de aquella extraña chica seguramente el lunes estarían en la portada de la Página Roja,  la revista de mayor circulación en la ciudad; y en notus.com.mx, el portal de mayor alcance en Internet,

El sujeto le da las gracias a la chica, por haberle salvado la vida, a lo que la joven contesta:

– “Ni me lo agradezcas, esa mi misión; en esa curva me maté yo hace más de 25 años, en una noche como ésta…”.

Y después de pronunciar estas palabras, desapareció, dejando como única prueba de su espectral aparición, el asiento húmedo del acompañante por sus ropas mojadas…

La canción terminaba en la radio, mientras el hombre moría de miedo… “And now my life has changed in oh so many ways, my independence seems to vanish in the haze, but every now and then i feel so insecure i know that i just need you like, ive never done before…”.

(“Ahora mi vida ha cambiado tanto, mi independencia parece desvanecerse en una neblina a veces me siento tan insegura, sé que te necesito, como nunca antes te había necesitado…”)

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button
Close