Kala y Keira ¡están a salvo!, gracias a las redes sociales

kala y keira

La imagen de dos perritas que parecen abrazadas antes de ser sacrificadas en un refugio, generó tal revuelo ayer en las redes sociales que terminó por salvarles la vida. Al superar las dos horas de circulación por todos los medios de Internet, un alma caritativa decidió ir hasta Angels Among Us Pet Rescue, ubicado en Georgia, Estados Unidos para finalmente adoptarlas y de esta forma, salvarles la vida.

A modo de ultimatum, en la página oficial de esta institución se podía leer al costado de la foto: “Mi nombre es Kala y esta es Keira. Estamos muy asustadas en este lugar. Las personas que trabajan en el refugio se dan cuenta de lo asustadas que estamos pero nos acaban de decir que hoy es la fecha límite. Si nadie viene a rescatarnos será nuestro turno. Keira es negra y no es un ‘bóxer real’, sólo una mezcla. Es muy valiente y me dice que todo estará bien sin importar lo que pase. Me dice que también debo ser valiente pero no sé si pueda”, decía la publicación, que a todas las luces buscaba tocar el corazón de los amantes de las mascotas.

El impacto de los “perros que se abrazan” golpeó fuerte en Facebook y a las pocas horas, la noticia estaba dando vueltas por todo el territorio estadounidense y se preparaba para dar el salto hacia otras latitudes. Hasta anoche, la publicación del refugio en Facebook había sido compartida unas 12.300 veces y recolectado más de 24 mil Me gusta. Además reunió unos 4 mil comentarios de toda índole.

Finalmente, el efecto viral tuvo su gloria y un veterinario fue a evaluar su estado para llevarlas hasta su casa y tenerlas allí hasta conseguir a un dueño definitivo.

Con un texto no menos rimbombante que el anterior anunciaban que “Ellas están a salvo!!! No hay palabras para decir lo feliz que estamos que estas dos amigas estén a salvo y juntas! En exactamente 2 horas y 6 minutos. Ese es el tiempo que demoró esta increíble comunidad de amantes de los animales para venir juntos y salvar la vida de las dos amigas caninas”.

Entre la avalancha de comentarios que no paran de sumar se lee “Estoy tan feliz por estos dos pequeños. Mi perro fue rescatado también y él es mi corazón y alma”, dice Elizabeth Mair.

“Gracias a Dios y Bendiciones a ese angel que las rescató”, apunta en español Emanuela Esperanza Rigo.

Y como para demostrar que la noticia se esparció por todos los rincones, Ching-Wen Yu anunció que “La historia se publicó en el Apple Daily Taiwan” y deja abajo un link para que todos sean testigos de un fenómeno de esta época: la fuerza conmovedora de Internet.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba