«Juegueros» piden poder trabajar

Denuncian “juegueros” intimidación y abuso de autoridad para no dejarlos trabajar

Los juegos mecánicos han tenido que cerrar por esta pandemia. Fotos por Francisco Somoza

Irapuato, Guanajuato.- Como medidas para evitar la propagación del Covid-19 autoridades cancelaron eventos masivos y aglomeraciones, pero poco a poco con el paso de la pandemia, la apertura de espacios públicos y actividades sociales vuelven a la “normalidad”. Pero, un sector al que no se les ha permitido regresar a trabajar son a las personas que tienen juegos, quienes se dicen hartos, pues solo buscan poder generar algo de dinero.

Don Trino “una vez que llevamos dos juegos a un ranchito y llego la guardia nacional cortando cartucho para quitarnos”.

Tal es el caso de Miguel, Trino y Juan quienes son juegueros y se la pasan “puebleando” en las comunidades cercanas de Irapuato y Abasolo. Y hace apenas unas semanas sufrieron intimidación por parte de policías y elementos de la Guardia Nacional, para no permitirles trabajar.

“Llegaron como 20 patrullas, eran de la guardia y policías y nos cortaron el cartucho para que levantáramos todo y nos fuéramos”, dijo don Miguel.

“Lo único que queremos es poder trabajar para poder sacar y poder comer”, dijo Juan.

“No somos delincuentes para que nos traten así, ya ni con los que si son se ponen de esa manera”, dijo don Trino.

Este grupo de amigos a menudo visitan las comunidades de San José, La Soledad, Providencia de Pérez, La Morelos, entre otras, buscando generar algo de recursos para poder llevar algo a sus hogares.

Juan, un joven que vive de los juegos mecánicos y ahora sufre los embates de la pandemia.

Por último, dijeron estar muy decepcionados con la administración municipal, pues al momento que quieren hacer las denuncias solo les dan largas por lo cual prefieren ya no alzar la voz, además, se dicen desesperados, pues han pedido ayuda a las autoridades las cuales no los escuchan.

“Urge un cambio aquí, nos hemos acercado a las autoridades y solo nos dan largas, nos piden copias y copias y pues al final no hemos recibido apoyo”, finalizó don Miguel.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba