Jesús Osvaldo, “Una acción vale más que mil palabras”

NIR300203-2

Irapuato, Guanajuato.- Aunque Jesús Osvaldo Armenta González de 20 años cuenta con una discapacidad auditiva, el apoyo de sus maestros, familia y amigos ha hecho que su comunicación con los demás sea más fácil.

Actualmente Jesús Osvaldo estudia la preparatoria, tiene una carrera como chef y trabaja en el área de emergencias 066 del Centro de Comando, Control, Comunicación y Cómputo (Cecom). Su problema auditivo por consecuencia no le ha permitido desarrollar su comunicación verbal como cualquier otra persona pero sí sus demás sentidos.

Su mamá María Elena González Martínez, maestra jubilada, explicó que la discapacidad auditiva de su hijo aunque no es al cien por ciento, sin embargo es muy poco lo que puede escuchar, ha sido complicado pero como familia siempre lo han animado a salir adelante, ha ido “Sobresaliendo de esa manera”.

María Elena recordó cómo se dio cuenta de que su hijo tenía sordera “Yo desde el principio, cuando él estaba bebé, es normal cuando un bebé que está dormido en la cama y oye un ruido y le hace así luego luego se espanta y él no, pero yo todavía tenía dudas porque lo llevaba al pediatra y nunca me dijeron nada ya hasta que él anduvo dando sus primeros pasos y tocaban la puerta fue cuando yo empecé que dije bueno no dice nada porque hay otros niños que hacen algo y él no”.

A sus 20 años, Jesús Osvaldo tiene la carrera de chef, la cual decidió estudiar de acuerdo a sus capacidades, le gusta cocinar el pastel, la pizza, el pan y flan sobretodo, y llevó a cabo  sus prácticas en un  hotel de Valle de Bravo.

El tener capacidades diferentes no le ha impedido a Jesús Osvaldo superarse, en lo laboral consiguió una plaza en el Cecom monitoreando las cámaras de la ciudad, incluso ha sido reconocido por su desempeño.

En lo personal, Jesús Osvaldo también tiene una relación de un año y 8 meses con su novia, quien también tiene la misma discapacidad, y han sabido acoplarse como pareja.

El combinar varias actividades ha sido difícil, sin embargo sus seres queridos lo han  apoyado incondicionalmente en su desarrollo tanto en el personal como laboral y profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar