Jesús, fiel comerciante del Mercado Hidalgo

He convivido en el mercado casi desde que nací

Por Margarita P. Arton.

Irapuato, Guanajuato.- El Mercado Hidalgo cuenta con muchos puestos, gran variedad y con ello vienen historias detrás de cada persona que labora ahí, por ejemplo, la historia del comerciante J. Jesús Menchaca de 61 años que ha estado laborando desde hace 9 años en el local situado en la parte de arriba, hasta el fondo, vendiendo vasijas de barro, molcajetes, alcancías, tazas y otras cosas típicas de Irapuato, ese comercio es de su cuñada, pero él lo administra.

A 41 años de casado con su esposa, Don Jesús solo estudió el primer grado de secundaria comenzando a trabajar en el mercado.  De familia comerciante desde que nació, el comerciante Jesús recordó que el mercado era distinto a como se encuentra ahora.

“Anteriormente la gente de campo venía a hacer sus compras manejando unas bolsotas grandes de plástico, entonces la gente estaba en los pilares y había más circulante de gente. Lo que nos ha perjudicado ha sido el transporte porque anteriormente frente al mercado estaban las paradas de los camiones. Entonces poco a poco se ha estado ahogando el mercado porque hay mucho comerciante informal”, dijo el señor Jesús.

El comerciante agradece a Dios que se han podido sostener, sobre todo en la pandemia donde tuvieron momentos complicados, “gracias a Dios nosotros nos sostenemos aquí a pesar de la pandemia y la inseguridad”, mencionó.

El señor Jesús afirmó que siempre trata de dar lo mejor en su local para que la gente los visite y que no sienta que ha ido al centro en vano, “lo que tratamos de hacer es darle mejor precio al cliente para que se vaya satisfecho para que la vuelta que de no sea en vano. Tratamos de tener de todo” externó.

Y finalizó diciendo que la pandemia fue un momento difícil porque había poca asistencia al mercado, “estaba prohibido el paso en la zona centro solo tenía que pasar una sola persona. A mí sí me afectó bastante, cuando vino la pandemia a mi si me dio coronavirus y la dueña del negocio se hizo cargo, pero si era batallarle bastante porque aquí de todos modos tiene que salir uno con los compromisos. Más lo que es la luz, la renta, la plaza de ahí a esto muchos negocios quebraron. Nosotros gracias a Dios como no tenemos producto que se eche a perder, ahora sí que nos estamos sosteniendo “señaló.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button