Investigan contaminación del agua en el Bajío

agua
Imagen ilustrativa

Irapuato, Guanajuato

Expertos en contaminación del agua de la Universidad de Guanajuato, la UNAM y el Politécnico de Torino en Italia, estudian los riesgos asociados al agua subterránea con elementos tóxicos y sus implicaciones en la salud.

Durante el Seminario Internacional “Agua y Salud, Riesgos y Alternativas” que se desarrolló en la División de Ciencias de la Vida del Campus Irapuato – Salamanca, estos investigadores se reunieron.

El seminario fue inaugurado por el doctor Oscar Ibarra Manzano, secretario Académico del Campus, se presentaron algunos resultados de investigaciones realizadas en el Bajío, que arrojan presencia de arsénico y flúor en aguas subterráneas de Irapuato (El Copal), Salamanca y Juventino Rosas, entre otros municipios.

El ambiente geológico determina la presencia en el agua subterránea de algunos elementos de carácter tóxico para la salud humana. Algunas actividades antropológicas también pueden originar la percolación de substancias con contaminantes que pueden alterar la calidad del agua subterránea.

En el Bajío guanajuatense se han encontrado tanto contaminantes a consecuencia de la actividad económica (antropogénicos) como contaminantes de origen natural (geogénicos) que constituyen la principal fuente de abastecimiento para consumo urbano y agropecuario.

Al final de las presentaciones, se realizó una mesa de discusión con la participación de la doctara Marina de Maio y el doctor Raffaele Rocco, investigadores del Politécnico de Torino, Italia.

Ellos previamente dictaron las conferencias “Vulnerabilidad acuífera y contaminación del agua subterránea” y “ Aspectos sociales de la contaminación del agua”.

El doctor Ramiro Rodríguez, del Instituto de Geofísica de la UNAM, presentó la conferencia “Arsénico y flúor en el bajío Guanajuatense” y por la universidad de Guanajuato participaron la doctora Diana Oliva Rocha con la conferencia “Estudios de afectaciones a la salud”; el doctor Rogelio Costilla presentó los “Requerimientos para evaluar el riesgo a la salud”; el doctor Juan Ángel Mejía Gómez presentó resultados de sus estudios de “El agua en Guanajuato” y el doctorIván Morales “El caso Juventino Rosas, arsénico, flúor y radón”.

El doctor Ramiro Rodríguez de la UNAM, explicó que los investigadores de las tres instituciones participantes harán una encuesta epidemiológica y participarán en un estudio con duración aproximada de un año, con parte de la población de las zonas donde han detectado contaminantes en el agua, a fin de conocer el impacto de esta contaminación en su estado de salud.

Extraer agua de formaciones arcillosas favorece la movilidad de elementos peligrosos. En el caso del flúor además de dañar los dientes, puede deformar+¡¡5ñ20k,    los huesos y dañar los riñones, o tratándose del arsénico, puede ser un cancerígeno.

Recomendó que en las zonas donde se encuentre arsénico o flúor con valores más altos de lo normal, lo conveniente es que se cierre el pozo y se perfore otra fuente de abastecimiento en una zona de menor riesgo.

twitter_notus

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button