Impulsó Kurt Lenk deporte y salud en Irapuato

Trabajó para la cigarrera "El Águila" y perteneció al Club Deportivo Irapuato; encuentran tumba de su esposa e hijo, en el Panteón Municipal

Irapuato, Guanajuato.- Luego de una visita al Panteón Municipal, personal del Archivo Histórico de Irapuato, encontró una tumba llamativa y poco común. Al observar a quién pertenecía, se encontraron los nombres de Martha y Arnulfo Lenk, esposa e hijo de Kurt Lenk, quien trabajó para la cigarrera ‘El Águila’ y fomentó el deporte en Irapuato.

Con datos encontrados en el Archivo Histórico, se pudo saber más sobre Kurt Albino Lenk Kretschzer, nacido en Bresden, Sajonia, Alemania en 1898. Al cumplir 27 años, emigró junto a su familia a Irapuato, dato que se pudo saber debido a que, en el Archivo General de la Nación, se conserva el registro que llenó cuando llegó a tierras mexicanas.

En este registro se asentó que, entró a México por el puerto de Veracruz y, de ahí, se dirigió a la ciudad fresera.

Kurt Lenk llegó a Irapuato como ingeniero encargado de máquinas para la cigarrera ‘El Águila’, además, era futbolista y, por su afición, se convirtió en un gran impulsor de este deporte en el municipio.

Se sabe, gracias al libro “Y todo comenzó jugando” 100 años de futbol en Irapuato, que Lenk, formó parte del Club Deportivo Irapuato y del Club de Futbol ‘El Águila’, además de formar parte de Subcomités Deportivos, por lo que el Gobierno Municipal de esa época, se apoyaba en él para traer a Irapuato actividades deportivas.

Dentro del futbol, Kurt jugaba como portero y, una frase que lo inmortalizó, fue la de: “Peso, gol, peso, gol”, que significaba que por cada pelota que entrara en su portería, se le pagaría un peso a quien le anotara.

En 1952, el señor Lenk, como parte de su trabajo en la cigarrera, viajó a Richmond en Virginia, Estado Unidos, para conocer la nueva maquinaria y tecnología para la fabricación de cigarros, con el objetivo de traerla para implementarse en Irapuato, pero Kurt perdió la vida, sin conocerse detalles de su muerte.

También se desconoce si los restos de Lenk fueron traídos a Irapuato, pues en la tumba en el Panteón Municipal, solo se encuentran los restos de su esposa y su hijo, quienes luego de haber llegado a Irapuato perdieron la vida, de acuerdo a información que proporcionaron familiares al personal del Archivo Histórico.

Entre otras de las acciones que Kurt Lenk realizó en Irapuato, se encuentra la contribución para la construcción del Hospital Irapuato, pues fue él quien hizo los planos y supervisó la edificación, además de promover la fundación de la Cruz Roja en la ciudad, según datos de un artículo publicado en el periódico Guanajuato.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button