Impera inseguridad en mercado Barahona

Mónica “N” comerciante de frutas del mercado Barahona en Salamanca, fue víctima de asalto a plena luz del día, le robaron un tanque de gas, una báscula y la lesionaron con una navaja

Salamanca, Guanajuato.- Comerciantes del mercado Barahona en Salamanca, en más de cuatro ocasiones han sido víctimas de asalto en lo que va del año 2021, tal es el caso de Víctor “N” comerciante de plásticos, a quien la semana pasada le hicieron un hoyo en el techo de su local y se llevaron parte de su mercancía, al igual que Ivone “N” quien vende cosméticos y a inicios del año le saquearon todo su producto al quitar parte del techo, otra de las víctimas es la señora Mónica “N” vendedora de frutas, a quien asaltaron a plena luz del día llevándose un tanque de gas, una báscula y además la lesionaron con una navaja.

Comerciantes de diferentes giros del mercado Barahona, dicen tener años exigiendo seguridad a las autoridades y no ser tomados en cuenta.

“Nos quisieron poner una malla alrededor de todo el mercado que para estar más protegidos, pero nosotros nos opusimos, eso no nos iba a proteger de la inseguridad, al contrario, nos perjudica si llegara a suceder un incendio, enrejados nos quedamos atrapados” dijo la señora Mari, comerciante de pescado.

Los saqueos a los comercios que se han cometido en este lugar, algunos han sido en la noche, y la mayoría por el techo, ya que les quitan parte de las tejas para poderse meter.

“Aquí afuera hay una caseta de teléfono que ya no funciona y esa les sirve a los rateros para subirse al techo, en varias ocasiones les hemos dicho a los de Telmex que la quiten porque de todos modos no sirve, pero no nos hacen caso” comentó Víctor, comerciante de plásticos.

A diferencia del mercado Tomasa Esteves, el mercado Barahona en Salamanca, si es sanitizado constantemente, este lugar si cuenta con piso, está más ordenado, limpio y aquí no hay comercio informal afuera de las instalaciones, porque de acuerdo con los locatarios, cuando llegan algunos comerciantes informales inmediatamente llega fiscalización y les decomisa toda su mercancía.

“Para eso si son buenos, apenas llega alguien a quererse ganar unas monedas y les quitan todo, los dejan con las manos vacías, pero cuando asaltan a un compañero ni cuenta se dan” concluyó la señora Mónica vendedora de fruta.

Sin embargo, al igual que los comerciantes del mercado Tomasa Esteves, los locatarios del Barahona también dicen sentirse “hartos de la inseguridad e ignorados por las autoridades municipales”.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba