Horacio Ramírez, toda una vida en el Mercado Hidalgo de Irapuato

El florista comenzó desde los 12 años a ayudar en el negocio familiar, ubicado dentro del Mercado Hidalgo

Irapuato Guanajuato. Horacio Ramírez Ruíz es uno de los floristas ubicados en el Mercado Hidalgo, el comerciante desde niño se ha dedicado a esto.

“Soy florista, desde los 12 años vendía flores con mis padres, salí de la escuela y me dediqué a trabajar aquí en el mercado”, dijo Horacio.

Anteriormente los papás de Horacio llamados J. Luz Ramírez López y Angelina Ruiz Álvarez atendían una florería ubicada en el Mercado Hidalgo llamada “Florería Ramírez”, misma dónde Horacio comenzaba con sus primeros pasos dentro de este giro.

“Mi papá era de campo y todo el tiempo junto a mi madre que era de casa fueron floristas, mi abuelo paterno tenía huertas y se dedicaban a sembrar flores sencillas como la nube, la alegría, azucena, todo ese tipo de flor chica. Mi abuelo se dedicó todo el tiempo a sus huertas y ya les traía las flores acá a mis padres para que vendieran”, comentó el florista.

El dedicarse a la florería por parte de Horacio fue debido a la experiencia que tiene en la rama, pues el dedicarse a otra cosa sería algo completamente nuevo para él.

“Pues es lo que nos inculcaron, lo que mis padres me enseñaron a trabajar, quizá a lo mejor fuera bueno otro negocio, pero el aprendizaje y la experiencia cuentan, entonces nosotros que somos de padres florista ya sabemos cómo trabajar la flor, de dónde traerla y todo eso”, expresó.

Dentro de todo el tiempo en el que Horacio ha estado dentro de este negocio, la pandemia ha sido el mayor reto al que ha tenido que enfrentarse, pues lo obligó a acoplarse a una nueva forma de sacar adelante el negocio. Al igual, el florista tiene muy marcada una mala experiencia dentro de su vida laboral.

“No me voy tan lejos, el año pasado con la pandemia, duramos 5 meses y medio aquí cerrados, era difícil ver tu negocio cerrado, se veía muy feo aquí y más difícil aún el seguir pagando la plaza porque eso seguía y nadie nos ayudó, vendí flores desde mi casa para poder seguir viviendo, siempre tenemos que estar al día. Me acuerdo de una vez que cuando era empleado, trabajaba para un señor que era bien duro para darme mi sueldo, una vez llegué a la casa y mi hijo me dijo –Papá, ¿Me das para unas galletas y una leche? – no le dije nada, solo me metí al baño y se me salieron las lágrimas y me dije – ¿Cómo es posible que no traiga para darle a mi hijo?”, expuso Horacio.

Por otro lado, la vida que Horacio tuvo desde niño son parte de buenos recuerdos que le han dejado experiencia y una vida que el comerciante asegura apreciar mucho.

“Las vagancias que se daban uno aquí, nos salíamos a jugar acá a dónde ahora es la Parroquia de San José, jugábamos a las canicas, al trompo, la la pelota en la plazuela y luego nos íbamos acá afuera donde estás las casetas, ahí me iba a ver la tele con un amigo, mi niñez fue muy bonita, cuando la recuerdas te das cuenta que te gusta tu vida, a mí me gusta la mía”, dijo.

Finalmente, Horacio mandó un mensaje a los irapuatenses.

“Pues aquí estamos para servirles, para lo que ocupen, no solo yo, mis compañeros del mercado, aquí nos vemos”, finalizó Horacio Ramírez Ruiz.

Horacio actualmente atiende una florería con su esposa llamada “Florería de Margarita” dentro del Mercado Hidalgo en el municipio de Irapuato.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verifique también
Close
Back to top button