Guelaguetza Infantil, expansión de las redes mentales

abelrojas

Opinión.- El diálogo es indispensable para compartir con otros lo que hemos descubierto de nuestra existencia y sobre la orientación de nuestros actos. A través de socializar lo que poseemos se hace posible el progreso de nuestro saber y con ello evitamos en gran medida el error y la ignorancia.

A través de la Guelaguetza Infantil de la Palabra 2014, que se efectúa del 25 al 30 de este mes en San Pedro Ixcatlán, Oaxaca, menores del estado de Hidalgo con pares de la región de la cuenca del Papaloapan -en particular del municipio sede- dialogarán en formato radiofónico sobre su lengua, sus creaciones literarias, las artesanías de su comunidad y ejercitarán su inteligencia kinestésica.

El encuentro se realiza con una metodología que en los últimos 10 años ha venido desarrollando el académico poblano Luis Fernando Paredes Porras con dos fuentes teóricas: la filosofía para niños y la educación permanente.

Diversas organizaciones no gubernamentales, entre ellas el Centro para el Desarrollo de las Inteligencias Múltiples (CDEIM) y la División Sureste de  Sabersinfin.com, harán posible que los niños y adolescentes participantes fortalezcan sus cimientos de  cultura ciudadana. Esto que parece un simple ejercicio cotidiano y común va más allá y  no está a simple vista: los niños expandirán sus redes mentales.

Ni el lenguaje hablado, ni la capacidad de transformar los objetos que nos rodean son cualidades en sí mismas definitivas para marcar la diferencia entre los seres humanos y el resto de los animales.

En cambio, la capacidad de pensar sobre lo hablado, de pensar sobre lo hecho, de pensar sobre lo pensado, es decir, darnos cuenta de que nos damos cuenta y recapitular sobre quién realiza dicho proceso y cómo se efectúa; esto es lo que sienta las bases de la consciencia, y con ello se conforma un camino –por lo menos con lo que sabemos hasta ahora- exclusivo de los seres humanos.

Cuando dialogamos socializamos, y con ello propiciamos la expansión de nuestra mente. En consecuencia: diálogo, socialización y evolución van íntimamente vinculadas y son la base para que compartir sabiamente con la palabra sea un arte.

Facundo Manes, director del Instituto de Neurología Cognitiva (INECO) y del Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro en su artículo ¿Qué nos hizo tan diferentes de otros animales?, sintetiza magistralmente lo que le vengo abordando:

; pero los seres humanos, que vivimos en comunidades amplias con organizaciones políticas y sociodemográficas complejas, tenemos un cerebro de gran tamaño en relación a nuestro peso corporal.

Por supuesto los intercambios que sostendrán los participantes en la Guelaguetza Infantil de la Palabra tienen por objeto aprender a dialogar, percatarse de la utilidad de cuestionar y preguntarse a sí mismos para aproximarse a la verdad. De lograrse lo anterior (que estoy seguro así será), podríamos sintetizar que estarán ejercitando su meta cognición y con ello sacando de la comodidad a su mente.

Los participantes que se apropien del súmmun de los ejercicios no serán los mismos después de ello.

Que así sea.

“Lo que define el derrotero de la humanidad
es la capacidad de pensar sobre lo hablado,
de pensar sobre lo hecho, de pensar sobre lo pensado”.
Abel Pérez Rojas.

Abel Pérez Rojas (abelpr5@hotmail.com / @abelpr5 / facebook.com/PerezRojasAbel) es poeta, comunicador y doctor en Educación Permanente. Dirige: Sabersinfin.com

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button