Guanajuato es el estado donde las gasolineras violan más los derechos de los consumidores

La Profeco detectó que en muchas gasolineras utilizan un software que llaman “rastrillo” para dar litros de menos y se trata de un robo cibernético

Guanajuato, Guanajuato.- Ricardo Sheffield Padilla, titular de la PROFECO, informó que en el estado de Guanajuato se detectaron muchas gasolineras que utilizan un software llamado “rastrillo” para dar litros de menos a los consumidores.

Después de las casi 3 mil denuncias en contra de gasolineras que presuntamente no despachaban los litros completos, La Procuraduría Federal del Consumidor PROFECO, informó que de 125 gasolineras que fueron revisadas, 41 de ellas no dan los litros completos, 12 se negaron a ser verificadas y 7 ya fueron sancionadas.

Sheffield Padilla explicó “Guanajuato es una entidad donde tenemos más reportes y pudiera estar arriba del 8% de gasolineras que utilizan este tipo de aditamentos para robarnos a los consumidores”. Agregó “En muchas gasolineras utilizan un software que llaman “rastrillo” para dar litros de menos, se trata de un robo cibernético, cada establecimiento determina la proporción del robo de gasolina que hace al consumidor.

Una de ellas se encuentra en Guanajuato capital bajo la razón social Servicio Vegusa S.A. de C.V., ubicada en Juventino Rosas kilómetro 5500, en la colonia Marfil con el número de estación 4218. En dicha estación de servicio, por cada 20 litros que se venden, hay un faltante máximo detectado de 108.19 mililitros.

¿CÓMO FUNCIONA ESE SOFWARE O RASTRILLO?

Lo instalan dentro de la bomba despachadora, con la finalidad de controlar la cantidad de litros de combustible despachado, desde la oficina central o desde un dispositivo móvil, por ejemplo, un celular, los despachadores puedan controlar que la bomba de combustible entregue litros completos y así engañar al consumidor

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba