“Freseros y orgullosos”: la porra de la Trinca que llegó para quedarse

Alejandro “Poke” y Alejandro “Doker” dieron testimonio de cómo nació la nueva la porra fundada desde que se separaron de “Los Hijos de la Mermelada”

Irapuato, Guanajuato

Desde el 28 de enero de 2014 que fue la primera junta formal de la nueva barra futbolística, Alejandro “Poke” con 30 años de edad y “Doker” de 24 en colaboración con el fundador “Arjona”, el cual ya no se encuentra activo en la porra, crearon este nuevo concepto que abarca nuevas formas de pensar y actuar con una afición aliada cada vez más comprometida a apoyar al Club Atlético de Fútbol Irapuato.

“Poke” y “Doker” comentaron que la idea de crear esta barra, surgió a raíz de una fragmentación derivada de que no concordaban en ideologías dentro del grupo organizador de los integrantes de “Los hijos de la Mermelada”, ya que ambos pertenecieron a la misma por 10 y 6 años respectivamente.

“Éramos cien, doscientos, quinientos en partidos grandes, pero de nada servía si cuando el grupo fuerte y activo eran quince o veinte, eran los que siempre hacían.” Comentó “Doker”.

“Doker“ mencionó que manejaban “trapos”, mantas, recibimientos, papel, instrumentos… siempre eran los mismos, y llegó a un punto en que se percataron en que aquello no estaba creciendo, no era negocio, le estaban invirtiendo y no crecía, entre otras cuestiones de fondo por las cuales tampoco repuntaban, fueron parte de los factores por los cuales decidieron separarse principalmente siguiendo a “Arjona”.

“Freseros y Orgullosos” se creó con la finalidad de fomentar los puntos buenos que querían implementar en la anterior barra, pero que simplemente la banda no lo permitía, procurando erradicar los puntos malos, comentó “Doker”, además de que aseguró que no ha sido sencillo, pero que están haciendo su mejor esfuerzo.

“Poke” el actual referente principal y organizador, comentó que se dividen el trabajo para que no quede sólo en manos de una sola persona, tal es el caso del grupo de logística para planificar viajes y todo lo relacionado al torneo, los cuales toman decisiones en conjunto para llevar a cabo lo mejor posible la labor de apoyar a la Trinca.

“Aquí se trata de que la gente, la banda se involucre con nosotros y de que sea partícipe de la barra.” Declaró “Poke”.

“Doker”, por su parte refirió que actualmente pertenece al grupo que apoya al referente principal de manera más cercana, el cual está integrado entre 8 y 10 personas que cuentan con historia entre las dos barras.

Es el encargado de los músicos desde hace un año, ya que desde que estaba con “Los Hijos de la Mermelada” fue músico y por el tiempo y experiencia se le puso esa consigna.

“Doker” toca la murga, que es un instrumento musical similar a la tambora mexicana pero más angosta y con un platillo pequeño, la cual se toca con el mazo, además de que cuentan con una sección de metales (trompetas, saxofones, trombones) de los cuales está encargado aparte de los murgueros.

En relación a la composición de las porras, “Poke” mencionó que dentro del material original las letras las compone un camarada de hace varios años al que le llaman “El Punketo” y por otro lado han tratado de ir mejorando con las letras, ser una barra innovadora hasta llegar al grado de ser 100% originales en cuestión de música, ya que anteriormente algunas otras las tomaban de otros intérpretes haciéndoles modificaciones en ciertas partes y tomaban cierta línea melódica con la base musical de algunas otras canciones.

Ambas porras tienen sus lugares predilectos en las gradas, “La Merme” en la 5 y 6, “Freseros y Orgullosos” en la 1 y 2.

Hablando del trato con los “Hijos de la Mermelada”, con el paso del tiempo han limado asperezas, pues en un principio tuvieron algunos detalles por los cuales no existía una buena relación con cierto sector que andaba de rijoso, sin embargo, cuando les toca viajar juntos han convivido bien, con cero broncas ni rencillas.

“Cuando vas a los viajes no puedes llegar y decir ¿sabes qué? Soy de otra porra, no, ahí es de que somos de Irapuato y hay que apoyar, seamos de los Hijos o de Freseros y Orgullosos, pero aquí es Irapuato”. Dio a conocer “Poke” con dando a entender que nadie es más ni menos y llevan una línea en la cual van representando a la ciudad.

Anteriormente la Directiva los apoyaba con recursos para realizar sus actividades con las taquillas en el que les daban cierto porcentaje de boletaje para los miembros, sin embargo cuando salió “Arjona”, entró una nueva Directiva que hasta el momento no han obtenido ningún apoyo de entrada, ni descuentos ni cortesías.

“Poke” mencionó que tienen un proyecto a largo plazo que es el de vender en los partidos “souvenirs” como gorras, playeras ya sea de Irapuato o Freseros y Orgullosos, que sale con recursos propios y cooperación con el plan de inversión en este tipo de mercancía.

“Toda la ganancia y todo lo que hacemos de productos, es directo para los proyectos que traemos de la barra, ya sea labor social, a veces convivencias… traemos este proyecto a largo plazo para que la barra sea autosustentable y que los mismos productos para la afición y el barrismo”. Enfatizó “Poke”.

En cuestiones de labor social, un ejemplo es la de pintar la puerta 2 del estadio, todo independiente con apoyo de nuestra gente e incluso hacer un mural ahí mismo, que está corriendo también por cuenta de gente externa.

El referente de la barra, afirmó que el “barrismo” se ha dado a conocer por ciertas malas referencias y actos, sin embargo la labor social ha venido a marcar una diferencia en el que se resalta la buena voluntad de sus miembros y gente cercana que ha apoyado y comprobado que el recurso se ocupa en lo que es, además de que les gusta y es algo que hacen de corazón.

“Todo empieza por el amor verdadero al Club, traer arraigado el sentimiento del futbol fresero, apoyar al equipo local, y en cuestión barrística, uno entra pensando que quiere violencia, cerveza, excesos y todo eso, digamos que a final de cuentas es una barra, es parte del folklor barrístico, pero nosotros hemos erradicado bastantes conductas que simplemente estaban alejando a la gente del fútbol en Irapuato, una de ellas la violencia”. Aclaró “Doker”.

Entre las labores sociales, han realizado “Juguetón”, caravanas, Día del niño, apoyo a los ancianos y la intención es que las próximas generaciones lo manejen de la misma forma en que lo están llevando a cabo, vivir un barrismoverdadero para alentar al club a más no poder. Concluyeron ambos referentes de Freseros y Orgullosos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba