Entre “rojo” y buenas noches: río Huáscato en “el olvido”

rio_huascato

Pénjamo, Guanajuato

La directora de Obras Públicas de Pénjamo, Rocío Castillo Vázquez informó que el río Huáscato está a unos días de ser inaugurado sin precisar fecha, sin embargo vecinos del lugar denunciaron que los tienen en el olvido.

Ana María Castillo una lugareña afectada tras el desbordamiento del río, comentó que “donde yo vivo allá pa´arriba no han hecho nada”, a pesar de que les prometieron que se llevarían  a cabo obras de rehabilitación, a casi de que se cumpla un año de la tragedia.

“Todos Los drenajes están rotos, la tubería está rota hay, allá pa donde yo vivo los drenajes están tapados, se sale el agua por arriba”.

Mario Camarillo, otro penjamense, aunque dijo que sólo trabaja cerca de la zona, señaló que las obras se comenzaron con retraso, muchos meses después de que ocurrió la inundación y aun así falta por reconstruir.

“Están retrasados, porque ya pasó un año, y por lo que pasó es para que luego luego hubieran tomado cartas en el asunto. De aquel lado hace falta una limpieza”, además de protecciones en  los puentes ya que “un niño que vaya a la escuela o algo se puede caer”.

La señora Delia Clemente se quejó también de que al menos en la parte donde ella vive, desde que desbordó el río no se ha hecho ningún trabajo.

Argumentó “que pues no, pues es que aquí nosotros preferíamos que nos arreglaran primero aquí, toda esta parte, para bien de nosotros antes de haber destruido allá hubieran arreglado primero aquí para poder pasar, cuando menos un pasamanos para donde apoyarnos, no que nada”.

En un recorrido que Notus hizo por el margen del Río Huáscato en la zona Centro, aproximadamente a la altura de la calle  Independencia “hacia arriba” se puede observar que no hay continuidad de las obras, en cambio hacia el lado contrario que es más visible hacia el centro de la ciudad, se ve el avance de los trabajos.

Y es que mientras en la zona más cercana al centro los trabajos de rehabilitación han avanzado, la discontinuidad de las obras son visibles, el asfalto roto, puentes sin reparar sin protecciones y la hierba crecida, en “abandono”.

El 21 de septiembre de 2013, las fuertes lluvias provocaron que se reventaran las agujas de soporte para almacenamiento máximo de agua en la presa la Golondrina y ocasionó el desbordamiento del Río Huáscato, inundó la cabecera municipal de Pénjamo, lo cual dejó daños en infraestructura, comercios y decenas de viviendas afectadas.

Cabe hacer mención que al menos por parte del FONDEN se hizo una inversión de  36 mdp en obras como la reposición de las líneas de agua potable de las comunidades El Volantín, Guanguitiro, Coporitos y Xoconostle y se iniciaron las obras de reconstrucción del drenaje sanitario y líneas de agua potable en las márgenes derecha e izquierda del Río Huáscato en la cabecera de Pénjamo, las cuales beneficiarían a 33 mil habitantes.

A mediados de marzo de este año se dio arranque a las obras de rehabilitación del Río Huáscato para reconstruir las afectaciones que dejó ese suceso.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button