El tesoro del temible Albino García

“Si quieres el fabuloso tesoro de Albino García, junta primero las partes de su cuerpo, dales cristiana sepultura y ven luego a recoger lo que la mano desconocida te mostrará…”

Salamanca, Guanajuato.- De acuerdo al libro “Leyendas de mi tierra Salmantina, El Vihuelo III” del Archivo Histórico Municipal de Salamanca, quedó inmortalizada la historia de un guerrillero salmantino y su tesoro escondido, la cual se muestra a continuación:

De excursión a la cúspide del legendario cerro de Culiacán, con motivo de las fiestas de Mayo en honor a la Santa Cruz, sentado bajo una encina de grueso tronco y verde follaje, en un paraje conocido como «La Silleta», un viejo chivero se unió transitoriamente al grupo de sombreadores qué nos encontrábamos y cantó este relato que tal como la recuerda mi mente reproduzco.

El primer período de la guerra de Independencia había terminado con la muerte de las heroicos defensores de la libertad, Hidalgo, Allende, Aldama y Jiménez. En algunos poblados de la región del bajío de nuestro estado, se dejaba sentiría presencia de un guerrillero nacido en Cerro Blanco, hacienda o ranchería que administraba Salamanca.

Albino García, buen caballerango, hábil con la reata y famoso por sus «rondas», el más activo y temible guerrillero que produjo la insurrección. Estaba manco a consecuencia de la caída de un caballo.

En la larga lista de combates destaca la que viene a cuento, una ‘conducta’ de los realistas, en pleno Salamanca, él domingo 12 de abril de 1812.

Habiendo reunido toda su gente, exaltados por el atractivo de tan cuantioso botín, acudieron sin tardanza entre cuatro y cinco mil hombres.

Atacó una largo recua de mulas, que caminando ocupaban una legua, eran cerca de cinco mil con diversas cargas, algunos valores poro pagos. Parque para a tropa mercancías varias, etc.

Este importante cargamento lo llevaban de Querétaro a Silao, en donde debería repartirse a Guanajuato, León y Guadalajara. Todo custodiado por mucha tropa al mando de varios oficiales.

Con García al frente, los insurgentes iniciaron el fuego no solo fuera de la población sino desde las boca-calles y azoteas, tomando parte hasta mujeres. Los arrieros despavoridos huyeron dejando las mulas solas, éstas caían muertas o corrían espantadas por las calles aumentando el desorden, las soldados tenían qué escoger entre levantar las cargos caldas a atender la defensa.

Habrían avanzada más de cuatro leguas del pueblo cuando el avisaran al General que el cordón de las cargas había sido cortado par las insurgentes y que se habían apoderada de muchas de ellas.

Con tan espléndido botín y provistas de un atajo de mulas y arrieros, Albino García y varios hombres de su confianza tornaran el camino que conducía a Yuririahpúndaro, abandonándolo enseguida para continuar por senderas desconocidas para otros, no para García, que con frecuencia visitaba el cerro de Culiacán, conociendo como la palma de su mano, cuevas, pasajes subterráneo y veredas, contando además con buenas relaciones entre los naturales de aquellos lugares

Con todo género de precauciones en una de las múltiples cuevas de la pintoresca barranca del «surco» fue depositado el botín.

Un carbonero que por ahí se encontraba creyó oír en la oscuridad gritos desgarradores y detonaciones de armas de fuego, se encomendó o Dios, se persignó devotamente y emprendió el regreso más que de prisa.

El 8 de junio del mismo año, en la ciudad de Celaya, Albino García, su hermano Francisco y Pineda, oficial, fueron fusilados separando del cuerpo del primero la cabeza y las extremidades superiores.

Pasando algún tiempo de la ejecución el carbonero volvió a internarse en la barranca buscando entre la hierba silvestre y las rocas, Después de varios intentos y haber bajado más y más en la barranca dio con una cueva en donde había varios esqueletos y en la roca pintada con sangre una calavera con dos canillas en forma de cruz y esta leyenda:

«SI QUIERES EL FABULOSO TESORO DE ALBINO

GARCÍA, JUNTA PRMERÓ LAS PARTES DE SU CUERPO,

DALES CRISTIANA SEPULTURA CON LAS OTRAS PARTES

Y VEN LUEGO A RECOGER LO QUE MANO

DESCONOCIDA TE MOSTRARA, ESTA CUEVA ES SOLO

UN ESCALON PARA LLEGAR A LA META»

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba