El Tayson mató a dos hombres; al menos él ya está en la cárcel, falta uno por aprehender

Celaya.- Alejandro Ramírez Gutiérrez alias “El Tayson”, aparte de cumplir una condena de 28 años por el homicidio de una persona, tendrá que esperar a que le den una nueva sentencia, luego de que presuntamente también asesinó a otro hombre.

El detenido ya fue sentenciado y se encuentra interno tras ser hallado culpable en otro homicidio registrado en Celaya y ahora enfrenta un nuevo proceso por el doble homicidio de Armando Joaquín Ramos Salcedo y Juan Carlos Figueroa Banda, localizados sin vida en la colonia Praderas del Rock.

Según la versión de las autoridades, el inculpado, junto con otros “amigos”, tramaron el homicidio de Armando Joaquín Ramos, con el que tenía serias diferencias con un tipo identificado como José Reyes Mancera Peñaflor, apodado “Reyes”.

Los presuntos delincuentes, invitaron a Armando Ramos a un domicilio en el fraccionamiento Praderas del Rock, y según la Averiguación Previa iniciada,  Juan Carlos Aguilar López y José Reyes Mancera Peñaflor, armados ambos con una pistola .380 y 38 super, respectivamente, esperaron el arribo de Armando Joaquín.

El hoy occiso llegó al lugar conduciendo una camioneta de su propiedad acompañado de Juan Carlos Figueroa Banda, bajándose el primero y al acercarse a José Reyes Mancera Peñaflor, fue agredido por éste y por otra persona que aún no ha sido identificada.

En un momento determinado, Juan Carlos Aguilar López, alias “El Tardado” y Jesús Alejandro Ramírez Gutiérrez, alias “El Tayson”, corrieron a la camioneta donde esperaba Juan Carlos Figueroa Banda.

Éste, al ver la agresión de que era objeto Armando Joaquín, intento huir, sin embargo, no logró ponerse a salvo y recibió un disparo por el lado de la cintura, realizado por “El Tayson”.

Juan Carlos Figueroa Banda perdío la vida en el interior de la unidad al recibir varios impactos, uno de ellos en el cráneo, por parte de ambos agresores, quienes dejan de disparar hasta que comprueban la inmovilidad del cuerpo.

En tanto Armando Joaquín recibía golpes y patadas por parte de “Reyes”, quien mantenía amagado al agraviado, por lo que al pasar y observar la escena, Juan Carlos Aguilar López le dice a “Ya ponle un balazo”, obedeciendo y privando de la vida a su rival.

REDACCION / NOTUS
Twitter: @PeriodicoNotus

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba