“El talento es lo principal, luego la disciplina, después un buen equipo de trabajo”: Herman Miranda, pianista irapuatense

Reconocido pianista orgullosamente irapuatense y productor, ha colaborado con importantes figuras de la música y ha hecho giras alrededor del mundo

Irapuato, Guanajuato.- “Mis papás solían llevarme a eventos culturales, conciertos, orquestas, pero en particular me gustaba mucho el piano”. Comentó Herman Miranda, y debido a esas circunstancias, le fue brotando desde su interior el gusto y placer de querer tocar el piano.

Herman, de 29 años de edad, hijo de padres músicos y hermano de 2, los cuales, dio a conocer que también tocan piano, comentó que su papá tomó clases de piano en la Ciudad de México con la tía de la que sería su esposa, la cual, también estudió piano, sin embargo lo veían como un hobby.

Lleva estudiando música desde que tenía la edad de 5 años, luego a los 18 entró a la escuela de música de la Universidad de Guanajuato, se graduó 4 años después, y luego se fue a hacer su especialidad en concertista en la Universidad Fryderyk Chopin en Varsovia, Polonia por 4 años y a la par que estaba estudiando se dedicaba a dar giras de conciertos por todo Europa, México y Estados Unidos.

Ha tocado con algunos artistas internacionales como el trompetista y compositor alemán, Markus Stockhausen, en Polonia colaboró con otros músicos reconocidos también.

Desde hace 2 años al llegar a México, empezó a trabajar en una empresa de producción musical llamada “Sound Traffic” en la ciudad de León, Guanajuato, en la cual se dedican a buscar talentos jóvenes, impulsar su carrera, hacerles grabaciones profesionales, a posicionar su nombre, su música y talento a nivel mundial.

Comentó Herman Miranda que también cuentan con vinculación con artistas en el medio a quienes invitan a hacer producciones, a hacer eventos, a hacer conciertos en los diferentes festivales a los que nos invitan a participar.

Por lo pronto, el músico adelantó que tienen una producción nueva para estreno, que se llama “Calaveras y Diablitos”, es con la temática del día de muertos, que será en la ciudad de San Miguel de Allende, la cual será con orquesta, con banda sinfónica e invitarán a diferentes talentos como Luis Angel Jaramillo (El niño que interpreta la música de Película de Coco) como cantante y Mariana Gasca, de la ciudad de México (Cantante en Jesucristo Superestrella y Ballet de Amalia Hernández).

“Talento hay mucho, a veces lo que les hace falta es esa otra parte de la gestión, de los recursos de poderse grabar, de video de alta calidad, ingeniería, todo eso es necesario en la vida de un artista.” Refirió el pianista acerca del apoyo y el impulso hacia el talento que pretende la empresa ofrecer.

Herman mencionó que en su trayectoria musical no ha tenido como tal alguna dificultad, sino curvas de aprendizaje, pues si bien ha tenido errores, ha tomado responsabilidad de ello con una visión clara de los objetivos haciendo una estrategia para cumplirlos.

Regresó de Polonia hace 2 años, que es el tiempo en que lleva trabajando para la empresa de producción musical en la cual ha destacado con eventos importantes en colaboración con otros grandes artistas.

“A los artistas independientes, es importante que primero tengan un producto original dirigido hacia un mercado emergente que cada vez más está más ávido de contenido. Es importante que sepan hacer colaboración con diferentes segmentos, con diferente gente experimentada en ciertas cosas para poder tener una carrera totalmente integral.

“Lo principal que debes tener es el talento, luego la disciplina, y ya que la obtienes, debes hacer un equipo de trabajo para poder posicionar tu proyecto, tu marca, tu nombre, es un consejo a grandes rasgos de lo que yo puedo aportar o apoyar y me siento muy contento de ver cómo los jóvenes estamos tomando las riendas y las tendencias de nuestro país.” Finalizó el pianista y productor Herman Miranda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar