“El que se aflige, se afloja”: AMLO expone nuevamente sueldo de Loret

Una vez más, el presidente atentó contra el derecho de cualquier ciudadano de proteger los datos personales establecido en la Constitución mexicana

El presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), respondió ante la controversia que generó la revelación del presunto sueldo del periodista, Carlos Loret de Mola, durante la mañanera del pasado 11 de febrero.

Cuestionado por las críticas hacia su actuar – algunas provenientes de su propio partido, Movimiento Regeneración Nacional (Morena) – el mandatario cuestionó el por qué la opinión “se incomodó tanto” siendo que “el que nada debe, nada teme”.

“El que nada debe, nada teme (…) Yo no sé por qué se alebrestaron, se incomodaron tanto”.

Asimismo, defendió que haya evidenciado dicho salario, argumentando que ésta es una información que las y los ciudadanos merecen conocer por las acciones “golpistas” del reportero al Gobierno: “¿Cómo no dar a conocer esta información si este señor se dedica a golpear?”, comentó.

Bajo ese tenor, Andrés Manuel volvió a exponer los ingresos de Loret de Mola desde Palacio Nacional: reveló que los datos le fueron proporcionados por un tercero sin detallar la fuente de los mismos.

“¿Lo sabía la gente? ¿Lo sabía el pueblo de México? ¿De que este señor tiene como periodista por 35 millones de pesos al año? ¿2.5 millones al mes? ¿Quién gana eso?”, reprochó en su conferencia matutina.

La actitud del Jefe del Ejecutivo, una vez más, viola el derecho que cualquier ciudadano o ciudadana goza de la protección de datos personales establecido en el artículo 16 de la Constitución Mexicana de los Estados Unidos Mexicanos.

A pesar de ello, Andrés Manuel declaró que “no se quedaría cruzado de brazos” ante la presunta campaña de desprestigio que encabezó el comunicador, tras la investigación por presuntos lujos de su primogénito, José Ramón López Beltrán.

“Yo no me voy a dejar. El que se aflige, se afloja. (…) No me voy a quedar cruzado de brazos porque soy ciudadano y tengo derecho a informar, pero, sobretodo, a defender el proyecto (…) Es en legítima defensa, son golpistas”.

Cabe recordar que, el mismo día de la revelación, Carlos Loret de Mola acusó al tabasqueño de alterar los datos presentados, con el objetivo de “causar sensación”: “Hoy demostró que quiere usar todo el peso del estado, todo su inmenso poder para atacar a un periodista”, dijo través de un video en Twitter.

Además, lo señaló de mentir en la información al aclarar que, desde el 2019, ya no trabajaba para Televisa, empresa la cual, según López Obrador, le había pagado “millones” durante el 2021: “Este aspirante a dictador ordena a Hacienda que me espíe”.

Aún con ello aclarado, el presidente reafirmó su acusación de que el también presentador es financiado por “la mafia del poder” en un esfuerzo por regresar al “régimen de corrupción” – donde, afirmó, imperaban los periodistas “golpeadores, mercenarios, vendidos y alquilados”.

“Eran reverendos ladrones (…) Nunca en la historia de México habían robado tanto los llamados ‘Hombres de negocios asociados con gobernantes y con dueños de medios de información’ apoyados por periodistas (…) Sí son periodistas, nada más que golpeadores, mercenarios, vendidos, alquilados”.

El cuestionado actuar de López Obrador forma parte de su continua lucho por desmentir las revelaciones sobre los supuestos lujos que goza su primogénito, José Ramón López Beltrán, evidenciados por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) y Latinus (en el cual colabora Loret de Mola).

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button