“El puente de Guadalupe” un edificio representativo para Irapuato

El puente de Guadalupe como es ya una tradición es uno de los puntos de encuentro para muchas familias en el día 12 de diciembre

Irapuato, Guanajuato.- El Puente de Guadalupe que está  situado sobre una glorieta que se encuentra sobre Calzada Insurgentes y bulevar Díaz Ordaz en Irapuato ha sido un edificio simbólico para los irapuatenses  y ayer en el día de la Virgen de Guadalupe, ciudadanos en general no dejaron pasar el día y aprovecharon para reunirse en este punto del puente.

Los feligreses que llegaron hasta el Santuario de la Virgen Guadalupana se reunieron por horas en este punto para comer y pasar una fecha extraordinaria.

A pesar de que este puente se encuentra en malas condiciones debido a la falla geológica de San Andrés que pasa por la zona, la ciudadanía no perdió la oportunidad de visitar este recinto.

En el año de 1835 cuando fue se construyó este puente por Hacendados,  este puente de piedra que en su cima tenía dos medallones de cantera blanca de Nuestra Señora de Guadalupe en la actualidad solo queda una y este edificio es un símbolo muy importante para Irapuato.

Fue en 1837 cuando se concluyó este puente, mismo que fue realizado porque en temporada de lluvia  no se podía cruzar el río, desde ese entonces se le denomino “Puente de Guadalupe”.

El puente ha sido reparado en varias ocasiones y la gente ya no puede subir a él por medidas de precaución.

Sin embargo para los irapuatenses esta construcción es muy representativa para la ciudadanía en general.

Con el paso de los años este edificio se ha ido deteriorando a causa de su antigüedad y la falla de San Andrés que pasa justamente.

El año pasado, autoridades municipales habían mencionado que intervenir en la rehabilitación de este Puente de Guadalupe no sería una opción, ya que la falla geológica que pasa por la zona en donde está ubicado el puente cada vez aumentan más los daños en este puente, esto debido a la falla que cada vez se mueve .

Mientras tanto este pasado 12 de diciembre el puente volvió a llenarse de todos los feligreses que llegaron a visitar a la Virgen Guadalupana, quienes luego de su visita familias enteras se reunieron en este punto para convivir y disfrutar de una tarde agradable junto a sus hijos.

Sin duda este edificio seguirá siendo una de las estructuras más representativas de Irapuato y de todos los ciudadanos que viven cerca de esa zona ya que son pioneros en este famoso puente de Guadalupe.

Tales como lo fueron las familias Macías Noriega, Esparza, Juvera, Cabrera,  Cabrera Martínez, Macías Gutiérrez, entre muchos más quienes recuerdan con grata emoción aquel día en que fue construido este puente.

“Para mí este puente ha sido muy representativo porque soy de Irapuato y desde niña me gustaba subirme hasta arriba del puente y ver pasar el agua que corría del río”  comentó la señora Graciela Macías Noriega  quien muchos años vivió cerca del puente.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba