El pueblo ya se hartó pero los políticos no lo entienden

esau_notus_politica

Hoy en día es muy… pero bastante común ver y leer notas en la que el llamado político representa un modelo de corrupción englobada en el tráfico de influencias, el uso desconsiderado del dinero público, sueldos excesivos, lujos y cualquier tipo de derroche.

Sin embargo pareciera que el malestar va contra quien escribe esas lineas, contra quien levanta la voz o la mano, consideran que son personas resentidas con ellos y el propio mundo, pero la realidad es un hastío por cada uno de esos personajes.

Diputados que sólo porque hablan bonito, tienen excelentes modales y reciben a la personas en sus oficinas, creen que han hecho las cosas bien, pero deberían saber que esa es una obligación general y no se les paga por eso, sino por mejorar las condiciones de vida de las personas y de no de ellos y sus familias.

Otros llegan demostrando con carros último modelo la gran maquina que acaban de adquirir, que el traje, la corbata o el sombrero los hace ver sofisticados, con clase, pero no saben que esa clase al final termina en un puño de tierra, es decir, lo que hagas aquí con los demás eso es lo que te va a dar clase.

Hoy en día en el argot político denotan quien tiene más poder, al convocar a gobernantes y otros de su «misma clase» a sus fiestas, a reuniones o bien llevando viandas a los que menos tienen, eso se llama «pendejismo» si creen que se ven bien.

La forma en la que realmente se verían excelente, sería a través del trabajo. de tapar baches, de hacer obras con calidad y sin el llamado moche o diezmo, acciones de apoyo a los que menos tienen, no con sillas de ruedas o despensas, sino con programas sociales que realmente se aterricen y que ni sirvan para ganar votos.

Usted ha escuchado algo bueno de ese político que se encuentra en este momento en el poder, poco muy poco, y de los que salieron lo mismo o peor, pero eso sí; ya construyeron un puente y creen que son los salvadores de la ciudad, no señores ese puente es su obligación.

Con esto concluyo en decir, que el lema siempre de ser, Siempre Listo Para servir y no servirse, y no como mero discurso electoral y político, ya nadie les cree, ya nadie soporta lo mismo, México requiere un cambio y no se la ciudadanía, sino de aquellas mentes que llevan en sus hombros parte del destino de la sociedad.

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. desgraciadamente tienes razón pero el problema es q con hablar y escribir no solucionamos nada por q los q tienen la solución están dentro del mismo circulo y nunca van a dejar entrar a quien quiera arreglar las cosas por q simplemente se votan los candidatos a contender con elecciones internas votos de gente q quiere trabajar con ellos para servirse con la cuchara grande y si su candidato pierde entonces a hablar mal del otro, yo también estoy harto de q se olvidan de los problemas que padecemos actualmente y ellos se van con todo a las elecciones ,y el problema es q nosotros se los permitimos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba