El Niño Perdido de Cuerámaro

La imagen religiosa ha manifestado varios milagros a los cueramarenses

Cuerámaro, Guanajuato (Por: Salvador Martínez).- Encomendado a la familia Ledezma Camacho varias generaciones atrás “El Niño Perdido” ha entregado su apoyo a todos los que acuden a su pequeña capilla ubicada en la calle 20 de noviembre.

El pequeño santo, se ha convertido en un símbolo de la ciudad de Cuerámaro, formando parte de la cotidianidad de sus habitantes desde hace más de 100 años, integrándose tanto a su historia como tradiciones, que se festejan durante la víspera de navidad.

Actualmente de acuerdo a los habitantes de la calle donde se encuentra la capilla, la afluencia de visitantes ha bajado, porqué la mayoría de ellos se dirige rumbo a los Estados Unidos, sin embargo nunca se olvidan del “niño” y hacen llegar en agradecimiento, adornos o apoyo para mantener el hogar del santo que los auxilio durante su viaje.

Pese a no poder celebrar misa o alguna otra actividad religiosa por ser una capilla independiente al municipio y a la iglesia, según lo comentado por Ma. Del Socorro Araujo. Sin embargo esto no impide, ni limita a fe que las personas tienen en “El niño perdido», convirtiendo así los sueños, en metas y la esperanza en un juramente próximo a cumplirse.

Un comentario

  1. Hace 5 generacio, la famila tenia una fonda(restaurante). Llegaron diez senores a comer. En tiempo habia una guerra de los gachupines. Al momwnto de cobrarles no tenian dinero. Y ofrecieron al Santo como pago. Prometieron volver por el y pagar lo qie debian. Nunca regresaron, entonce se piensa que murieron en guerra. El santo se le puso el Nino Perdido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar